El éxito de una compañía definitivamente depende de su capital humano, pero según algunas investigaciones la pérdida del talento se multiplica por cuatro, cuando en las empresas no se preocupan por la salud de sus empleados. Así lo dio a conocer la aseguradora española DKV, que además reveló que 4 de cada de 10 jefes son tóxicos.

Otros datos de la aseguradora reflejaron que un trabajador sano es tres veces más productivo y posee una mayor autoestima. También hizo mención de que solo el 16% de los jefes son saludables.

Lea también: Un jefe menor que tú no es tan malo como piensas

El estrés bloquea creatividad

Ante tales estadísticas y en busca de promover la salud en el trabajo, DKV, realizó junto a un grupo de expertos un programa para dar a conocer las claves principales para lograr que una empresa sea saludable desde el punto de vista de sus empleados; así como también para conseguir el liderazgo y aprender a trabajar en equipo.

Alejandra Vallejo-Nágera, psicóloga, advirtió que la salud psicosocial si influye en gran medida en la salud física. También afirmó que de no lograr un buen clima organizacional es probable que las empresas presenten pérdidas laborales con poca probabilidad de conseguir sustituciones.

La experta manifestó que el estrés en el entorno laboral bloquea los procesos de aprendizaje y creatividad. Asimismo agregó que el estrés surge no existe sentido de pertenencia, de seguridad y de sentimiento de aprecio, al tiempo que ha subrayado la importancia de que las compañías fomenten estos tres factores.

“Líderes saludables”

Por su parte, Jorge Salina, especialista en gestión de talento, instó en la necesidad de promover “líderes saludables”, que expresen coherencia y congruencia. Así como también se comuniquen de forma clara al tiempo que estimulen a sus empleados, para que sientas que su entorno laboral sí lo ayuda a creer como profesional.

Sin embargo, afirmó que “el jefe tradicional” solo atiende a los números, “dicta sermonea, y cree tener todas las respuestas” además de presentar señales claras de toxicidad.

En ese sentido, Salinas explicó que los jefes tóxicos “construyen y alimentan empresas tóxicas” y que hasta la fecha se conocen tres tipos de jefes: el psicópata, el narcisista y el paranoico.

 “Cuatro de cada diez jefes en España son tóxicos”, señaló Juan Carlos Cubeiro, experto en talento de la compañía de recursos humanos “Manpower”, quien ha defendido que las medidas para facilitar la conciliación son esenciales para mantener el compromiso de los empleados.

Lea también: Claves para lidiar con las emociones en el trabajo

Con información efesalud

Comenta y se parte de nuestra comunidad