La Auto Medición de la Presión Arterial (AMPA) es el valor de la presión arterial que se realiza fuera de un consultorio médico, generalmente en el hogar y por personas no calificadas en el área de salud, es decir, que puede ser realizada por familiares e incluso por los mismos pacientes. Estas tomas, también permiten determinar si una persona sufre de hipertensión de bata blanca.

Los valores de TA obtenidos en la AMPA suelen ser inferiores para el mismo individuo que los medidos en un centro hospitalario, especialmente en los pacientes hipertensos. En los normotensos las diferencias son menores e incluso hasta un 30% presentan valores superiores con la AMPA.

Esta muestra puede ser realizada mediante tensiómetros de mercurio o aneroide, por personas entrenadas o con equipos automáticos, últimamente con gran difusión de su uso para tomas de presión en el hogar. Es importante destacar que la AMPA no reemplaza la observación médica, sino más bien son métodos complementarios.

Con el AMPA se obtiene un registro continuo y automático de 24 horas, con aproximadamente 80 determinaciones de presión arterial y pulso durante dicho período. Es precisamente por eso que se ha hecho necesario la formulación de guías para la automedición de la presión arterial, de manera que la utilización de estos equipos sea hecha de una manera racional y siempre con la orientación del médico, para que sea verdaderamente útil para el diagnóstico y el manejo de la hipertensión arterial.

Lea también: Hipertensión de bata blanca: respuesta psicológica al estrés médico

Ventajas de la AMPA
  • Se evita la aparición del fenómeno de “bata blanca” y del efecto placebo. Esto permite una mejor aproximación al diagnóstico adecuado de la hipertensión arterial y a la clasificación de hipertensión reactiva o enmascarada.
  • Mejor reproducibilidad que la toma de TA en la clínica.
  • Elimina el sesgo del observador.
  • Más representativa del comportamiento de la TA en condiciones habituales.
  • Permite conocer el perfil tensional diurno.
  • Tiene buena correlación con la afectación de órganos diana.
  • Contribuye a la mejor evaluación del efecto de la medicación antihipertensiva.
  • Puede ser de utilidad en el diagnóstico de la HTA resistente.
  • Mejora el cumplimiento terapéutico.
  • Puede aumentar la adherencia al tratamiento, al involucrar al paciente en el conocimiento de su enfermedad.

Desventajas de la AMPA
  • No se ha establecido el número de medidas necesarias a realizar.
  • Se aconseja que la frecuencia de las mediciones se adapte al estado de evaluación del paciente.
  • Faltan estudios sobre su papel pronóstico en la morbimortalidad cardiovascular y en las repercusiones en los órganos diana de la HTA.
  • No permite efectuar tomas durante las horas de trabajo ni durante el sueño.
  • Necesidad de utilizar aparatos validados clínicamente.
  • Coste elevado de los aparatos.
  • Necesidad de calibrar el aparato al menos 1 vez al año (Difícil en la mayoría de los aparatos que no admiten recalibración)
  • Es imprescindible una buena selección del paciente (motivado, con nivel intelectual adecuado, sin alteraciones mentales graves, no obsesivo ni hipocondríaco).
  • Es necesario un entrenamiento adecuado del usuario para la utilización de la AMPA.
  • Puede inducir a los pacientes a tomar decisiones terapéuticas.

Recomendaciones para la AMPA

Debe ser siempre supervisada por el médico especialista, el cual debe guiar al paciente sobre la forma correcta de practicar las mediciones. El galeno debe además insistir en la inconveniencia de que el paciente modifique el tratamiento de acuerdo a los valores de presión que obtenga en la AMPA, sin consultar con su médico.

Valores normales de presión arterial utilizando AMPA

(II Norma Venezolana para el MAPA 2.010: Hernández Hernández, R. et al.)

Nivel de Presión Arterial (sistólica/diastólica)

Presión arterial óptima

< 120/80 mmHg

Presión normal

<130/80 mmHg

Hipertensión

>130/80 mmHg

 ¿Cuándo indicar la toma en el Hogar?

El uso de equipos de automedición puede hacerse en general a todo paciente hipertenso, aunque el paciente debe cumplir los criterios para su indicación; además el paciente debe tener visión óptima para la lectura del resultado (a menos que los haga quien atiende al paciente en su domicilio), una capacidad cognitiva suficiente, la motivación para su autocontrol y en general que cumpla adecuadamente el tratamiento indicado.

Sin embargo, existe un grupo de pacientes en quienes el uso de la AMPA puede ser inconveniente, por ejemplo en el caso de pacientes con personalidad obsesivas, con tendencia a la automedicación según los resultados; con temblores, arritmias importantes (que afecten la determinación por parte de los equipos automáticos) y en pacientes con cuadros de aterosclerosis de arterias braquiales (pseudohipertensión).

Lea también: Investigacion venezolana busca analizar efecto de la Hipertensión

Con información de medicinapreventiva

Comenta y se parte de nuestra comunidad