El primer paso para atravesar una crisis con atención plena es empezar con la práctica diaria de la meditación, observar tu respiración y las sensaciones en tu cuerpo o en el entorno. Así lo indica la Instructora en Mindfulness y Meditación Zen, Elsy Mata Marcano.

Igual de importante es que traslades la mirada meditativa a tus actos en la vida cotidiana… por ejemplo cuando caminas, cuando comes y bebes, cuando conduces, cuando comunicas… ¡a todo lo que haces!

Poco a poco lograrás tomar distancia de los acontecimientos externos (evitando así una reacción inmediata e incontrolada del reptil denso al sutil), y podrás empezar a dar respuestas a los acontecimientos libremente y con plena consciencia.

atención plena

Foto referencial

Lea también: ¿Sabes de qué se trata el psicodrama aplicado al deporte?

La expresión “ATENCIÓN PLENA” se refiere a un estado de atención abierta y activa del presente. Al prestar atención se tiene la capacidad de observar los pensamientos y sentimientos desde la distancia, sin juzgar si son buenos o malos. En lugar de dejar que la vida pase implica vivir el momento y estar despierto y abierto a las experiencias. No se trata de meditar para ser mejor en algo, implica aprender a desarrollar la sabiduría Y la ecuanimidad y no la resignación pasiva, para conseguir una atención sabia y afectuosa.

LA ATENCIÓN PLENA se utiliza en el corazón de la meditación budista, por lo que tiene miles de años de historia y se remonta incluso más allá del budismo. Se trata de una forma especial de cultivar la consciencia que se consigue prestando atención. La atención plena la define como la consciencia que surge del hecho de prestar atención adrede, en el momento actual y sin ser juez.

Lea también: Esa oportunista llamada culpa

No es un estado especial

En los principiantes, o en quien se acerca a Mindfulness sin Instructor o solo con un libro, el malentendido más grave es el de pensar que la Atención Plena es un estado especial y que si meditas correctamente, experimentas la Atención Plena y que a partir de ahí tu vida puede ser totalmente diferente. Esto es una noción muy idealista y romántica, pero la atención plena no es un estado sino una MANERA DE SER Y HACER. Por esta razón, cualquier estado de la mente o del cuerpo, emoción, puede ser consciente SI SE HACE A CONCIENCIA.

atención plena mindfullnes

Foto referencial

Así que no es como si quisiéramos ir a algún lugar: LA MEDITACIÓN no pretende conseguir un lugar en algún sitio, sino en entregarse a vivir plenamente algo que ya está pasando. No se trata de CAMBIAR eso para conseguir un estado más deseable, sino de HABITAR EL MOMENTO PRESENTE CON CONSCIENCIA y esto puede dar muchas opciones para tener una relación sensata con lo que está ocurriendo, especialmente cuando es doloroso, o emocional o socialmente difícil. O sin más los hechos normales de la vida cotidiana. Se trata de una MANERA DISTINTA DE SABER Y DE SER, y eso implica un TIPO DE CONFIANZA PROFUNDA EN LA CALMA, EL SILENCIO Y EL NO-HACER, NO-ESFORZARSE.

Ocuparse del presente

La ATENCIÓN PLENA va dirigida a todos aquellos que se ocupan por el PRESENTE y que son conscientes de los aspectos que son importantes en su vida para cultivar un tipo de equilibrio que permita estar cómodos y no estresados por culpa de todas las fuerzas que nos empujan o nos arrastran en una dirección u otra. Y esto es de lo que se trata, de PRESTAR ATENCIÓN a la realidad de las cosas por debajo o detrás de ideas u opiniones, de las cosas que nos gustan y de las que no; lo cual resulta complicado, pues estamos sujetos a nuestras ideas y opiniones y nuestra mente no nos ayuda a saber qué está pasando realmente.

Lea también: Cascos Azules, un voluntariado al servicio de la salud

Claves para sobrepasar la crisis con Atención Plena

1. ACEPTA LO QUE ES. Este consejo quiere decir que frente a un problema sólo hay dos opciones: la primera es aceptar la situación tal cual es y dejar ir la negatividad, y la otra es tomar acción para revertir eso que te está dañando. Ten en cuenta que lo que causa dolor es la resistencia a cómo son las cosas.

2. VE LA SITUACIÓN DESDE DIFERENTES PERSPECTIVAS. Porque sólo es un problema lo que tú crees que es un problema. Suele ocurrir que lo que veíamos como algo negativo, termina volviéndose positivo casi sin que nos demos cuenta, o también enseñándonos algo que no habríamos podido aprender de otra forma.

3. CONÓCETE A TI MISMO Y LAS COSAS CAMBIARÁN. Las personas proyectan su interior hacia el exterior y eso es lo que termina chocando contra ellos. Puedes pensar que tú mismo creas tu realidad y según cómo seas será lo que se cruce en tu camino. Cosecharás aquello que hayas sembrado.

Meditación Atención Plena

Foto referencial

4. ABANDONA EL DESEO. La mayoría de la gente vive anclada a sus deseos y no imaginan un futuro sin esos éxitos en el porvenir. En vez de eso, intenta vivir los pequeños momentos del día, éstos se encuentran limpios y pueden darte alegría.

5. NO ERES UNA VÍCTIMA. ENTIENDE TU TRISTEZA Y TUS MIEDOS. La autocompasión es una de las formas más comunes de sufrimiento y es muy difícil escapar de ella. No esperes que los otros vengan a salvarte. Busca fuerzas dentro de ti mismo y toma decisiones, luego de que pase la tormenta, además de superar el dolor, te sentirás orgulloso de tus acciones.

Contactos: @elsymatamarcano / Facebook: Elsy Mata Marcano

Comenta y se parte de nuestra comunidad