Incluir este alimento rico en vitaminas, minerales y antioxidante  en las comidas es energía segura.

La avena, junto con el trigo y la cebada, es uno de los primeros cereales que se cultivaron. Científicamente es conocida como avena sativa y hace mucho tiempo se usaba para el consumo animal. Sin embargo, su alto valor nutricional ha contribuido para que las personas le saquen partido, especialmente quienes buscan adelgazar, ya que este alimento, entre otras cosas, es rico en hidratos de carbono de lenta absorción, lo que permite saciar el hambre por más tiempo.

La harina de avena se deriva del cereal, es perfecta para optimizar el funcionamiento del cerebro, disminuir el colesterol LDL, regular el azúcar en la sangre y eliminar toxinas del organismo. Además, ayuda a mejorar  el tránsito intestinal, entre otros beneficios que la convierten en el acompañante perfecto de un estilo de vida saludable.

Lea también: ¡Dile adiós al cabello seco con este remedio casero! (+video)

Algunas otras ventajas de la harina de avena son las siguientes:

Puede hacerse con avena cruda o cocida, sin que varíen sus propiedades nutritivas.
Está comprobado que los productos con avena ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Este ingrediente puede ser utilizado para preparar una gran variedad de platos dulces y salados.
La avena también tiene usos medicinales.
Puede servir como mascarilla para tratar espinillas y acné.
La avena ayuda a reducir el picor que producen las afecciones cutáneas.
La cataplasma de avena es utilizada contra quemaduras.
De cualquier manera, el resultado de incluir la avena en tu dieta será positivo. Si necesitas más razones puedes leer algunos artículos en www.inspirulina.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad