El ecosonograma mamario es un estudio que evalúa mediante ondas de ultrasonido el tejido mamario en forma bilateral. Este método es indispensable para distinguir lesiones quísticas o sólidas en el caso de nódulos palpables, evaluar  hallazgos nodulares en la mamografía, y también se utiliza para realizar punción guiada con aguja cuando queremos obtener muestra de tejido para estudio histológico, en el caso lesiones sospechosas de patología maligna.

¿Quiénes deberían realizarse un ecosonograma mamario?

Se indica principalmente en las siguientes condiciones: nódulos mamarios palpables, secreción o dolor mamario, como complemento ante un estudio previo como la mamografía o la resonancia magnética y también  frecuentemente se solicita en pacientes jóvenes que se van a someter a una cirugía plástica de
las mamas también llamada mamoplastia.

mamografia

Imagen cortesía Dra. Peggi Piñango

Lea también: La depresión como síntoma ginecológico

¿Por qué la mamografía no puede ser sustituida por el ecosonograma mamario?

La mamografía  es el principal método para el despistaje de cáncer de mama. Existen hallazgos mamográficos que permiten sospechar la presencia de tejido cancerígeno, como son las microcalcificaciones pleomorficas y la distorsión del tejido, que pueden no tener correlación con la ecosonografía, es decir, puede observarse un mamario normal por ecosonografía y presentar hallazgos de sospecha en la mamografía. Por esta razón el escosonograma mamario no sustituye la mamografía.

Es importante señalar que este tipo de hallazgos de sospecha en la mamografía pueden representar los primeros cambios o signos en una paciente con un proceso cancerígeno incipiente o inicial y se presentan en la gran mayoría de las pacientes en forma asintomática; por esta razón no es válido el argumento de algunas pacientes que omiten hacerse la mamografía al decir que no sienten ninguna molestia.

¿Quienes deberían de realizarse una mamografía?

Las recomendaciones actuales sobre la mamografía indican iniciar el primer estudio a los 35 años y luego anualmente, e incluso en una paciente con un antecedente familiar con cáncer de mama la edad de iniciar la mamografía debería de ser 10 años antes de la edad a la que el familiar presentó el cáncer, aunque esto corresponda a hacer el estudio antes de los 35 años.

mamografía

Imagen cortesía Dra Peggi Piñango

Lea también: Miomas y embarazo ¿qué debemos saber?

¿Qué condiciones se necesitan para realizar la exploración ecosonográfica y la mamografía?

El momento ideal para realizar el ecosonograma mamario es en la etapa postmenstrual para evitar el dolor atribuido a la sensibilidad mamaria de la menstruación. El estudio ecosonográfico no es doloroso y dura aproximadamente 30 minutos. Recuerda que si tienes 35 años o más debes realizar primero la mamografía y posteriormente el ecosonograma mamario, y debes  llevar el estudio mamográfico el día de la cita para el ecosonograma.

En el caso de mamografía, aunque algunas pacientes refieren dolor y posiblemente luego de una mala experiencia en su primera mamografía presenten temor a nuevos estudios, en manos experimentadas solo deberías de sentir un poco de presión en las mamas sin causar traumatismo. No debes colocarte talco ni desodorante porque puede visualizarse en la mamografía como falsas imágenes patológicas. De igual forma evita tener la menstruación el día del estudio y recuerda llevar el estudio mamográfico previo para establecer comparaciones o evolución de lesiones previas.

Recuerda que la prevención es la mejor forma de curar el cáncer. Si se detecta a tiempo una lesión es altamente probable que la curación sea total.

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad