Uno de los problemas que surgen cuando se ha perdido mucho peso por dietas o después de una cirugía de Bypass gástrico, es la flacidez de la piel, la cual, según sea el caso, puede presentarse en la cara, brazos, abdomen, glúteos y muslos.

La piel “cae”, trayendo  como consecuencia que la persona sienta incomodidad, no esté complacida con ese aspecto. Para muchos es frustrante que, luego de perder peso,  algunas áreas del cuerpo no estén en armonía con el resto, por lo que muchas veces emplean ropa que oculte esta nueva apariencia.

Lea también: ¿Puedo amamantar si tengo implantes mamarios?

piel colgante brazos

Foto referencial

¿Qué hacer?

Si el  estado de salud  de la persona que presenta este tipo de problema  es bueno, la braquioplastia  o cirugía de los brazos, es la opción.

Se trata de una técnica quirúrgica encaminada a mejorar el aspecto de los brazos mediante resección del exceso de piel de  la  parte interna. Con esta cirugía se logra conseguir unos brazos estilizados y armónicos en concordancia con el resto del cuerpo.

Lea también: Evita la flacidez vaginal

El éxito de la cirugía de contorno corporal no sólo reside en reducir el exceso de piel sobrante, sino en proporcionar tono, tensado y equilibrio a los relieves corporales. El paciente debe conocer que las cicatrices pueden ser extensas, sin embargo,  se realizan de forma tal que sean lo más discretas posibles, el resultado es maravilloso, siempre y cuando haya una meticulosa técnica quirúrgica, por lo que la experiencia del cirujano es clave y la cicatrización del paciente sea adecuada.

El candidato ideal para someterse a una Braquioplastia es el hombre o mujer con exceso de piel en la cara interna de brazos, preferentemente sano y con peso estable.

La intervención

La cirugía de contorno corporal es una intervención exitosa siempre y cuando sea realizada por un especialista en cirugía plástica y estética. La anestesia común mente empleada es la general. No obstante en casos leves, se puede realizar bajo anestesia local y sedación endovenosa.

flacidez en los brazos

Foto referencial

Post operatorio

Después de la operación el paciente llevará una faja elástica por un periodo de 15 a 20 días. Durante los primeros días pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Dependiendo de la extensión de la cirugía, se podrá marchar a casa al día siguiente.

Se recomienda 10 días de reposo. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo. Las cicatrices durante los primeros 3 a 6 meses son notorias, de color rojo-vinoso, por tanto tendrá que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare.

Esta cirugía no solo reporta beneficios desde el punto de vista estético, sino además logra que el paciente recupere su autoestima.

Ana Torrealba

Comenta y se parte de nuestra comunidad