Una pareja atravesando una situación difícil, un empleado que es despedido, un país en conflicto o una dolencia física que aparece. ¿Cómo superar una crisis y sacar algo bueno de esa experiencia?

A mi consulta y talleres vienen muchas parejas atravesando una crisis. Bien sea porque hubo una infidelidad o porque sienten que la relación se ha atascado en la monotonía y hay conflicto, la pareja no está bien. En cada uno de los casos, mi trabajo es ayudarlos a ver que esa situación no es fortuita. Ese desafío es el resultado de decisiones tomadas por una parte y por otra la consecuencia de patrones inconscientes y actitudes internas.

Lea también: ¡Aviva tu esperanza!

Una crisis es una oportunidad para mejorar

Empecé hablando sobre las parejas, pero en general, cualquiera que sea la situación que te haga revisarte o buscar ayuda, es similar. Es decir, se presenta lo que muchos llaman crisis, que ciertamente es un momento incómodo y doloroso. Pero esta experiencia nos obliga a salir de nuestra “zona de confort” que representa lo conocido. Así podemos darnos cuenta que es posible vivir de una mejor manera y de hecho hacer los cambios para buscar esa nueva forma de vivir.

Creo que, a veces vamos por la vida un poco dormidos, sin darnos cuenta de cómo producimos nuestros resultados. Pareciera que la vida es algo que nos ocurre y no la consecuencia de cómo actuamos o dejamos de hacerlo. Entonces, la vida nos mueve el piso, a veces nos quita la alfombra completamente, pues no hemos visto señales anteriores que nos decían que realmente las cosas no estaban bien. Entonces, no queda de otra que encarar la situación y hacer cambios.

Cuando todo esto se vive con consciencia -en general- eso que se ha llamado crisis (yo lo llamo desafío), se vuelve un gran regalo. Es así porque como resultado, la persona se convierte en un mejor ser y por tanto su vida se enriquece. Muchas personas, una vez superada la situación, miran lo ocurrido con gratitud. Entienden que lo vivido fue el detonante para hacer importantes mejoras en su vida.

crisis

Foto referencial

¿Qué hacer para superar un desafío?

1.- Tomar responsabilidad. En general cuando tenemos un conflicto, nos gusta pensar que el otro es el culpable. Cuando asumimos esa posición, perdemos nuestro poder personal y la posibilidad de aprender. Mirar la contribución que has tenido sobre el resultado, es vital. Sólo así habrá un aprendizaje.

2.- Buscar ayuda. Abordar un desafío y sacar los aprendizajes de éste por si mismo puede ser muy cuesta arriba. Por esto invito a la gente a que busque ayuda -individual o en talleres- que les permita mirar con otros ojos lo que están viviendo. Cuando nuestras emociones están involucradas, estamos en lo que se llama el punto ciego, nos es difícil ver.

Por otra parte, inconscientemente, muchas de nuestras conductas son comandadas por lo aprendido en el pasado. Esas vivencias quedan grabadas en nuestro cuerpo y se vuelven patrones de comportamiento. Con ayuda profesional te liberas de esas memorias. Además adquieres nuevos pensamientos y actitudes más positivas.

3.- Perdonar. Esto significa soltar la emoción que ha quedado en tu cuerpo producto de la situación. Es decir, recuerdas lo vivido, pero ya no hay ni rabia, ni tristeza dentro de ti. Es un proceso que podría ser largo. Nuevamente, la ayuda de un terapeuta puede ser muy valiosa para recorrer ese camino.

Lea también: Cómo lograr que tus metas se materialicen (+video)

Los regalos de las crisis

El resultado de la mayoría de estos desafíos, es una mayor comprensión de si mismos. Y eso es igual si ocurre a nivel individual o en un colectivo, como un país. Además encuentran claridad de los cambios que tienen que hacer e impulso y entusiasmo para materializar esa vida que quieren. En el ejemplo que usé, no siempre la relación de pareja se supera. Sin embargo, las personas saben, que gracias a esa situación pueden darse cuenta que realmente no eran felices. Luego de lo vivido, saben que ahora si pueden y tienen como lograr una verdadera felicidad.

Creo firmemente en esa frase que dice que Dios (o Inteligencia Infinita) no quita nada de tus manos, a no ser que haya la oportunidad de llenarlas con algo mejor. Así que si estás viviendo un desafío, intenta abordar lo que te ocurre desde una perspectiva positiva. Date cuenta que puedes construir algo de lo que te sientas orgullosa(o). Vamos, tu puedes!!!

Para otros temas y artículos de la autora, también puedes visitar carlaacebeydesanchez.com

Carla Acebey

Comenta y se parte de nuestra comunidad