Una de las mayores ventajas de los ejercicios de carácter funcional es que los podemos realizar casi en cualquier lugar, comenzando por nuestra casa.

Así que no hay excusas. Créame, conseguir unas piernas tonificadas puede resultar sencillo si se sigue una rutina de entrenamiento, como la que presento hoy; complementada con una alimentación adecuada.

Tengan en cuenta que fortalecer las piernas facilita la realización de actividades cotidianas, como por ejemplo caminar, y ayuda a mejorar el drenaje linfático, entonces… ¡Manos a la obra!

Zancadas estáticas usando mancuernas

María Laura García Ejercicios sin excusas

1 Para la posición inicial colóquese de pie, para luego extender las piernas, una hacia atrás y la otra hacia adelante. Con los brazos sostengan un par de mancuernas cuyo peso sea manejable para ustedes.

2 Luego flexione ambas piernas manteniendo el torso derecho como les muestro en la imagen. Regrese a la posición inicial extendiendo las piernas. Haga las repeticiones indicadas y cambien de pierna. Glen González, fisioterapeuta y asesor de A Tu Salud, comenta que“este ejercicio otorga resistencia, estabilidad y fuerza a las piernas”.

Flexiones laterales a una sola piernas usando mancuernas

María Laura García Ejercicios sin excusas

1 Para la posición inicial colóquese de pie, con las piernas separadas más allá del ancho de sus caderas y sujete un par de mancuernas cuyo peso sea manejable para ustedes.

2 Luego flexione a un lado una de sus piernas, cargando el peso de su cuerpo hacia el mismo, mientras la otra se inclina extendida, hacia el lado de la carga. Mantenga el torso erguido lo más que pueda, con ambos brazos extendidos hacia el piso del lado de la pierna que flexionó.

Regrese a la posición inicial y realice el movimiento con la otra pierna. Repita alternando.

También puede consultar: Endurece tus piernas con estos ejercicios 

Sentadillas con piernas separadas usando mancuernas

María Laura García Ejercicios sin excusas

1 Para la posición inicial colóquese de pie, con las piernas separadas más allá del ancho de sus caderas y sujete un par de mancuernas cuyo peso sea manejable para ustedes.

2 Flexione ambas piernas (sentadilla), tratando de mantener el torso erguido, con ambos brazos extendidos entre sus piernas. Regrese a la posición inicial y repita el movimiento. González acota que “este ejercicio otorga resistencia, estabilidad y fuerza a las piernas, glúteos y caderas”.

AGRADECIMIENTOS • Glen González, Fisioterapeuta. fisiototaltraining@hotmail.com

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad