El desarrollo físico de los niños con déficit de crecimiento es más lento, y su estatura es más baja de lo normal. Si no se instaura un tratamiento a tiempo, pueden sufrir trastornos irreversibles.

Un niño con déficit de la hormona de crecimiento suele crecer normalmente hasta que tiene 2 o 3 años de edad, que es cuando empieza a dar las primeras señales de un retraso en su crecimiento (aunque algunos niños pueden mostrar esta deficiencia antes o después de esta edad).

Lea también: Venezuela tiene las dos caras de la moneda: déficit y sobrepeso

Hoy queremos compartir con ustedes la información que nos dio la pediatra y endocrinóloga, Anabel Mejías, que nos permitirá saber si sus hijos están creciendo normalmente o si es preciso consultar al médico por déficit de crecimiento.

Comenta y se parte de nuestra comunidad