ataques cardiacos
Foto Referencial

Para muchos, el matrimonio puede significar un dolor de cabeza y para otros puede representar, más allá de la felicidad por el amor, una buena medicina para sobrellevar los ataques cardíacos. Así lo dio a conocer un reciente estudio por parte de la Facultad de Medicina de la Universidad de Aston, en Birmingham, Inglaterra.

Para llegar a dicha conclusión se evaluaron las vidas de casi un millón de pacientes británicos por 13 años. Allí, los investigadores hallaron que los pacientes casados que sufrieron un ataque cardíaco tenían un 14 por ciento más de probabilidades de sobrevivir hasta el final del estudio que los solteros.

ataques cardiacos
Foto Referencial

De todas ellas, más de 25,000 habían tenido un ataque cardíaco. Más de 168,000 tenían hipertensión, unas 53,000 tenían colesterol alto, y 68,000 tenían diabetes tipo 2, dijeron los investigadores.

Y en comparación con los pacientes divorciados, las probabilidades de supervivencia de los casados eran un 16 por ciento más altas, aseveró el Dr. Rahul Potluri, profesor clínico y autor principal del estudio.

Lea también: Trabajar muchas horas podría generar trastornos cardiacos

Beneficios significativos para la salud

«El matrimonio es un representante de factores de riesgo psicológicos que son importantes para garantizar el cumplimiento con el régimen de medicamentos», comentó Potluri.

Para explicarlo mejor, Potluri indicó que el matrimonio parece tener un efecto positivo en los tres factores de riesgo más importantes de la enfermedad cardiaca: el colesterol alto, la diabetes y la hipertensión.

En comparación con los pacientes que no estaban casados, un cónyuge con el colesterol alto tenía un 16 por ciento más de probabilidades de estar vivo al final del estudio. Los pacientes casados con diabetes tipo 2 tenían un 14 por ciento más de probabilidades de sobrevivir, y el matrimonio ofrecía a los pacientes con hipertensión un beneficio de supervivencia de un 10 por ciento. Asimismo, los cónyuges ayudan a los pacientes a mejorar su estilo de vida, a perder peso, a comer mejor y a dejar de fumar, señaló Potluri.

Aunque los investigadores no observaron a detalle las diferencias entre los sexos, Potluri sospecha que la peor supervivencia es entre los hombres divorciados, seguidos por las mujeres divorciadas, los hombres solteros y las mujeres solteras.

ataques cardiacos
Foto Referencial

«El divorcio es un golpe doble», señaló. «El divorcio no sucede de la noche a la mañana. Sucede a lo largo de un periodo durante el cual los pacientes pierden la voluntad de cuidarse».

El divorcio también tiende a ocurrir a una edad más temprana en que responsabilidades como cuidar a los niños pequeños aumentan el estrés experimentado por un matrimonio que se acaba, planteó Potluri. “Pero no crea que tiene que casarse para sobrevivir después de sufrir un ataque cardiaco” agregó.

«El mensaje no es que los pacientes que han sufrido un ataque cardiaco deban casarse, sino asegurar que tienen algún tipo de red de respaldo», expuso Potluri.

Otros expertos lo confirman

Por su parte el Dr. Byron Lee, director de los laboratorios y las clínicas de electrofisiología en la Universidad de California, los hallazgos no fueron de gran sorpresa para él.

«Gestionar la enfermedad cardiaca es difícil«, comentó Lee. «Con frecuencia implica una larga lista de medicamentos, pruebas repetidas y citas médicas frecuentes. Es probable que a los pacientes casados les vaya mejor porque cuentan con alguien que les ayuda a controlar todo esto».

Aunque ya se había reportado el beneficio del matrimonio tras un ataque cardiaco, este es el estudio más grande de su tipo, dijeron los investigadores.

ataques cardiacos
Foto Referencial

En ese sentido El Dr. Gregg C. Fonarow, profesor de cardiología en la Universidad de California, en Los Ángeles, aseguró que en efecto el  matrimonio por lo general es bueno para el corazón.

Muchos estudios han mostrado que tanto en los hombres como en las mujeres el matrimonio se asocia con un riesgo más bajo de eventos cardiovasculares y muerte, en comparación con ser soltero o divorciado.

«Cada vez se reconoce más la importancia de los factores psicosociales para la salud del corazón», aseguró Fonarow.

Lea también: Sé feliz contigo mismo antes de conseguir una pareja

Con información de: medlineplus.gov

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad