Por Adriana Parejo 

Todas las mujeres se han quejado en algún momento sobre todos los cuidados que necesitan realizar para el bienestar de su cuerpo y mente. Injustamente, para ellas, los hombres sólo necesitan mantener su barba aseada y un buen corte de cabello.

Uñas impecables, cabello brillante, sedoso y con olor a jazmín, rostro lozano y piel tan suave como la de un bebé recién nacido son las características que la mayoría de las mujeres deben cumplir para ser bien vistas en la sociedad, sobre todo las venezolanas.

Pero, la realidad es que ¡las mujeres no son perfectas! En este caso, trataremos uno de los males temidos por ellas: las várices. ¿Qué son y cómo pueden evitarlas?

 

várices

Foto referencial

Deformación en las venas

Las várices son venas inflamadas y deformadas que se evidencian en la superficie de la piel, generalmente en las piernas, aunque también pueden formarse en otras partes del cuerpo. A veces causan dolor, coágulos de sangre y úlceras de la piel.

El médico cirujano cardiovascular, Enrique Rueda Sebastiani, asegura que el sedentarismo representa un factor de riesgo para desarrollar enfermedades mortales. Es por eso, que hace énfasis en la importancia del ejercicio físico.

“Más que prevenir la aparición de la insuficiencia venosa, comúnmente conocida como várices, las actividades físicas disminuyen la probabilidad de aparición de esta patología. Y no solo esto, sino que también mejoran, en general, el sistema cardiovascular”, agregó el doctor Rueda Sebastiani.

Existen muchos factores que pueden aumentar el riesgo de tener várices, entre ellos: los antecedentes familiares, la edad avanzada, el género, el embarazo, el sobrepeso o la obesidad y el sedentarismo.

Actualmente, podemos encontrar múltiples tratamientos para aliviar los síntomas, prevenir las complicaciones y mejorar su aspecto.

Lea también: ¿Por qué nos inflamamos y cómo mitigar sus efectos negativos?

várices

Foto referencial

 

Cambios en el estilo de vida

Una forma divertida y saludable de impedir que las várices aparezcan, es haciendo ejercicio. Lo ideal, es que se escoja una actividad que le guste mucho, para evitar el abandono por aburrimiento.

Durante la primera evaluación médica, el cirujano cardiovascular Rueda Sebastiani recomienda al paciente caminar entre 30-45 minutos, o lo que equivale a 3.2 kilómetros, al menos 5 veces por semana, en sitios planos y con un calzado adecuado. Otros deportes que previenen la aparición de várices son el ciclismo y la natación.

Lo ideal es que el paciente sea previamente evaluado por un médico especialista, bien sea Internista, Cardiólogo y/o Cirujano Cardiovascular.

Asimismo, pide a sus pacientes evitar los deportes o trabajos con mucho peso, pues favorecen a la insuficiencia venosa. Recomienda trabajar, entonces, más repeticiones con menor peso.

En el siguiente video, se presentan una serie de ejercicios cortos que puede realizar desde casa u oficina para prevenir las várices.

Si las várices causan pocos síntomas, el médico también recomienda:

  • Evitar permanecer de pie o sentada por mucho tiempo, y menos con las piernas cruzadas.
  • Mantener las piernas elevadas cuando están sentadas, descansando o durmiendo.
  • Si tiene sobrepeso, solicitar la asesoría de un nutricionista para adelgazar. Así su circulación mejorará y la presión en sus venas disminuirá.
  • Evitar la ropa apretada y usar tacones altos por períodos largos de tiempo.

Para finalizar, el cirujano cardiovascular Enrique Rueda Sebastiani asegura que una vez se presente la insuficiencia venosa en miembros inferiores del cuerpo humano, no hay ejercicios y/o medicamentos que eliminen la enfermedad. “Por ello lo mejor es, como en la mayoría de las enfermedades, la prevención”, culminó el doctor.

Si deseas contactar al médico cirujano, Enrique Rueda Sebastiani, puedes visitar su blog cirujanodecorazon

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad