Múltiple y variada es la información relacionada con la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, hay ciertos aspectos que vale la pena indagar un poco más para aclarar profundamente lo relacionado con esta demencia. El médico psiquiatra Alberto Mendoza nos guía en este tema.

¿El Alzheimer es exclusivo de las personas ancianas?

Comencemos por aclarar que “el Alzheimer es una enfermedad degenerativa específica del cerebro, que tiene unas características anatomopatológicas que son distintivas de la enfermedad. Básicamente es el depósito de una proteína anormal en el cerebro que lo va dañando”.

“Es una enfermedad que es mucho más frecuente en pacientes que tienen más de 65 años. Es una enfermedad asociada claramente a la vejez. Los cambios químicos que ocurren en el cerebro, los cambios que ocurren en los neurotransmisores, en la vascularidad del cerebro, en pacientes de edad avanzada, son un factor contribuyente junto con otros factores genéticos para que la enfermedad aparezca y por eso es mucho más frecuente en personas de edad avanzada que en personas jóvenes”, explicó Mendoza.

Sin embargo, hay un tres por ciento de los casos de Alzheimer que se presentan en personas de menos de 65 años. “Esas formas son llamadas Alzheimer Presenil, y es un Alzheimer de tipo familiar, con una base genética muy fuerte. Puede presentarse en pacientes de 40, 50 años de edad, pero siempre con una base genética muy fuerte,  de tipo autosómico dominante”, precisó Alberto Mendoza.

¿Se hereda el Alzheimer?

En las formas de Alzheimer Presenil “hay una genética muy fuerte, muy determinante para la aparición de la enfermedad. En el 3 por ciento de los casos es donde aparece esta genética autosómica dominante y todos estos casos de Alzheimer Presenil, es decir aquellos que aparecen antes de los 65 años, inclusive entre los 40 y los 65 años, son de tipo autosómico dominante, son de tipo genético fuerte”, explicó.

“En otros casos hay más bien una genética de vulnerabilidad”, dijo el especialista sobre el Alzheimer habitual, conocido por el nombre de “esporádico”. “Este es el que ocupa el 97 por ciento de los casos, es el que empieza después de los 65 años. Sigue teniendo una base genética pero no depende exclusivamente de la genética de su aparición. Esa genética tiene que combinarse con otros factores de riesgo, entre ellos por ejemplo los cambios vinculados al envejecimiento”, señaló el galeno.

Vídeo – Enfoques para el tratamiento del Alzheimer

¿Puede darle Alzheimer a los niños?

niño enfermo leyendo

Foto referencial

Existe una enfermedad genética de carácter hereditario que afecta exclusivamente a los niños. Se llama el Síndrome de Sanfilippo, también denominado “Alzheimer infantil”.

Los expertos indican que entra en la categoría informal de enfermedades raras. El Síndrome de Sanfilippo se caracteriza por la ausencia de una enzima necesaria para que el organismo pueda descomponer los glicosaminoglicanos, estructuras glucídicas cuya función es proporcionar energía inmediata y estructural a las células. Esto provoca en el organismo graves daños a largo plazo, causando la muerte en la adolescencia.

Los niños que nacen con este síndrome tienen una esperanza de vida corta. Hasta los 4 años se desarrollan normalmente, pero a esa edad es cuando empiezan a evidenciarse los signos asociados a la patología: sufren un retraso en el desarrollo, especialmente en el lenguaje, posteriormente empiezan a tener problemas conductuales, sufren hiperactividad, se muestran más agresivos, tienen trastornos del sueño, lloran continuamente, el estado de ánimo cambia radicalmente, se autolesionan, etc.

En un tercer estadio de la enfermedad aparecen las dificultades motoras, siendo progresivas y agravándose a medida que pasan los años, los niños sufren pérdida auditiva, una degeneración neurológica grave y pierden las habilidades sociales y adaptativas. Estos pacientes infantiles sufren otros trastornos fisiológicos como la incapacidad de poder controlar los esfínteres, tienen las articulaciones rígidas, dificultades a la hora de caminar, padecen frecuentes diarreas.

El Síndrome de Sanfilippo o Alzheimer infantil tiene una incidencia estimada en un caso por cada 50.000 nacimientos.

Lea también: El camino de Diego es su lucha contra el Alzhéimer infantil

puñetazos en la cabeza

¿Puede un traumatismo severo u otra enfermedad desencadenar el Alzheimer?

Un traumatismo o una enfermedad, no son detonantes del Alzheimer.

“En ese caso se origina una demencia. Es decir, una persona que pierde facultades intelectuales a un nivel que requiere del cuidado de otra de carácter permanente. Pero no sería una demencia de tipo Alzheimer, ni derivada de la enfermedad Alzheimer, ni formando parte del Alzheimer”, precisó el psiquiatra Alberto Mendoza.

Según la Alzheimer’s Organization, la demencia no es una enfermedad específica. Es un término general que describe una amplia variedad de síntomas relacionados con el deterioro de la memoria u otras capacidades de razonamiento, que es lo suficientemente grave como para reducir la capacidad de una persona para realizar las actividades cotidianas.

La enfermedad de Alzheimer representa entre el 60 y el 80 por ciento de los casos de demencia. El especialista es el único capacitado para diagnosticar la demencia y el Alzheimer.

Agradecimiento:

Dr. Alberto Mendoza, médico psiquiatra

0212-7820893 / 0212-7824995

Fuentes: pequelia.es y alz.org

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad