Es casi normal escuchar que nos suena la espalda luego de una jornada fuerte de trabajo o de ejercicios. Muchas veces sentimos cierto alivio cuando eso ocurre pero, ¿sabías que sonarse la espalda es una acción no muy buena para nuestras vértebras? Pues aunque a corto plazo no ocurra nada, podría perjudicarla a mediano o a largo plazo.

crujir tu espalda

Foto referencial

Lea también: ¿Dolores en la parte baja de la espalda? Descubre qué lo puede causar

¿Quieres saber qué ocurre cuando hacemos crujir nuestra espalda? Entonces sigue leyendo.

¿Qué sucede cuando crujimos la espalda?

El sonido cuando crujimos la espalda no ocurre porque se recolocan las vértebras ni mucho menos porque chocan unos huesos con otros como se podría pensar. Lo que realmente ocurre es una implosión del gas disuelto en el líquido sinovial intraarticular, que es la que produce ese chasquido en particular.

Siempre que suenan unas vértebras con facilidad se forma una hipermovilidad, es decir, no existe una restricción del movimiento. Por el contrario, ellas se van a mover demasiado. Eso lo que crea es una compensación de una hipomovilidad en un nivel superior, inferior o ambas al mismo tiempo.

crujir tu espalda

Foto referencial

¿Y qué tiene de malo si hago crujir mi espalda?

Cuando hacemos sonar la espalda con tanta facilidad lo que hacemos es mover aún más las hipomóviles, lo que ocasiona que sufran más y con el tiempo puedan inflamarse, creando una lesión que ya no quieran moverse provocando mucho dolor y desgaste a largo plazo.

Lea también: ¡No te sabotees! Trabaja tu autoestima y tu salud dental

¿Qué hago para no crujir la espalda?

Aunque sonar la espalda causa una leve relajación al hacerlo, no es nada positivo a la larga, por lo que es importante dejar ese hábito y recurrir a ejercicios de movilización o estiramientos.

También son buenos los masajes (o auto masajes) para liberar la tensión de cuello, cervicales y de trapecios; además de relajar la musculatura lumbar.

Si el dolor o la molestia es fuerte o continuo, lo mejor es visitar a un especialista en el área, por ejemplo, un fisioterapeuta.

crujir tu espalda

Foto referencial

Comenta y se parte de nuestra comunidad