A propósito de la celebración del mes de la lucha contra el cáncer de mama, conversamos con el Dr. Oscar Arias, especialista en medina nuclear, físico y profesor de la Universidad Central de Venezuela.

Arias aseguró que en el pasado, diagnosticar a una persona con cáncer de mama era sinónimo de muerte. Pero ahora, gracias a los avances tecnológicos, se puede hacer un diagnóstico temprano; lo cual puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Sin embargo, en la Venezuela actual, hablar de esos métodos es hablar de un retroceso, debido a la escasez, tanto en medicinas como en equipos para diagnosticar a tiempo.

Asimismo, el Dr. Arias, indicó que en el año 2016, el país cerró con 56.000 casos de cáncer. Por lo que analizaron las estadísticas entre hombres y mujeres, y detectaron que la primera causa de muerte en pacientes femeninas, tiene que ver con el cáncer de mama.

cáncer de mama

Foto referencial

Explicó que a raíz de esa cifra, la Sociedad Venezolana de Mastología estableció que a partir de los 35 años todas las mujeres deberían someterse a un estudio de mamografía. No obstante, dadas las condiciones de la salud en el sector público, cumplir con esta regla resulta una tarea difícil, debido a que la mayor parte del parque de equipos para diagnosticar no está operativa.

Lea también: Diagnóstico precoz, la mejor manera de luchar contra el cáncer de mama

Diagnóstico a nivel público

El especialista en medicina nuclear también expresó que en toda la red de salud pública del país hay 104 mamógrafos instalados, de cuales 65 se encuentran dañados y solo 40 se encuentran operativos; principalmente en Zulia, Distrito Capital y Miranda.

A juicio del especialista “la política de salud en el estado venezolano es la muerte”, ya que no hay acción por parte de ejecutivo nacional. Asimismo aseguró que uno de los mayores inconvenientes es que el país compra equipos chinos y brasileros, los cuales son llevados a los  centros de salud pero ninguno o pocos han podido ser instalados.

Aseveró que no hay auditorias, fiscalización, ni presión para ser instalados, porque les faltan cables de conectividad, paletas de compresión cortas o por problemas de regulador de voltaje.

cáncer de mama

Foto referencial

Señaló que las entidades que más padecen de estas carencias de aparatos tecnológicos y de diagnóstico son: Nueva Esparta, Delta Amacuro y Guárico. Así como también Carabobo, que solo cuenta con un equipo; siendo este uno de los estados con más población. Por lo que el especialista sugirió, que en estos casos, las mujeres deben recurrir a los centros privados para buscar esa atención; siempre y cuando los mamógrafos no estén también parados por falta de divisas o repuestos para reparar el equipo.

Lea también: Vacunas en primeros años de vida previenen eficazmente las enfermedades graves

Una vez diagnosticado el cáncer

Precisó que las agujas que se utilizan para hacer las punciones para poder hacer analizases de las células cancerígenas, tratamientos de radioterapia, quimioterapia, y otros  también sufren los embates de la escasez.

Por otra parte, el Dr. Oscar Arias agregó que la medicina moderna y del futuro busca cada vez  ser más específica en cada paciente. Reveló que después de la biopsia, esta muestra es llevada  a anatomía patología donde es evaluada y de esa manera se precisa qué tipo de tratamiento se le dará al paciente, si es a través de: radioterapia, cirugía, radio más quimio… de acuerdo al estadio de esa lesión.

cáncer de mama

Foto referencial

De igual manera, mencionó que si una mujer tiene un estadio más avanzado se requiere un estudio complementario; con tomografía con contraste –que también escasea- o un estudio de medina nuclear.

Para finalizar, el especialista hizo un llamado al ejecutivo nacional para que tome realmente cartas en el asunto sobre el sector salud del país. Que establezca políticas de salud a largo plazo que pueda garantizar la calidad de vida del paciente Venezolano.

Asimismo, agradeció a ONGs como Senos Salud, que a pesar de la carencia en material para tratar con quimioterapia, siempre están haciendo donaciones y ayudando a los afectados.

Sin embargo, la realidad supera la ficción y son muchos los enfermos con cáncer que se quedan sin tratamientos y medicamentos por falta de insumos; lo cual en definitiva reafirma la crisis sanitaria y humanitaria que vive el país.

Lea también: No te enfermes que medicina no hay