Epidemiología digital la nueva forma de inmunizar

Juymar García

La fusión de la epidemiología – estudio de la incidencia, distribución y etiología de las enfermedades – con la tecnología digital se ha denominado epidemiología digital y está dando sus frutos en el seguimiento de las enfermedades infecciosas a medida que se transmiten.

Recientemente la Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America ha demostrado a través de un nuevo estudio de la varicela que utilizando datos de Google Trends se puede hacer vigilancia y seguimiento del virus, y de otras enfermedades más difíciles de detectar o seguir.

La varicela, comúnmente denominada lechina, es causada por el virus de Varicela Zoster y Google Trends es un servicio de datos de Google que comenzó en 2004 y muestra al instante la magnitud/volumen de búsquedas en Google de un término específico, la combinación de varios términos o su comparación con otro, abarcando al mismo tiempo distintas regiones y lenguajes.

Los patrones de búsquedas indican que algo está ocurriendo, pero además contienen información que se puede utilizar para el seguimiento de la enfermedad y evaluar, por ejemplo, el impacto de una vacuna.

Estos datos, llamados “big data”, se pueden bajar y almacenar para su posterior análisis mediante modelos estadísticos y obtener información epidemiológica en “tiempo real”.

epidemiología digital

Foto referencial

Lea también: ¡El cambio comienza en lo individual!

Utilizando esta herramienta, los investigadores, validaron los datos de Google Trends, confirmando que los modelos estadísticos tienen la capacidad de predecir brotes epidemiológicos y verificaron el impacto de la vacuna de varicela. Esto lo hicieron mediante la comparación de los datos de Google Trends con datos clínicos.

Al revisar las búsquedas de 36 países, desde 2004 a 2016, observaron que disminuía la motivación de la búsqueda de la información porque disminuía la enfermedad y de esto se pudo inferir que la reducción de la varicela estaba asociada a la aplicación la vacuna.

Asimismo, comprobaron la existencia de un comportamiento estacional del virus que corresponde a la primavera en ambos hemisferios, norte y sur, aunque puede variar por país. Compararon los países con y sin vacuna para evaluar el efecto de la inmunización y encontrando que la estacionalidad se pierde o se reduce en los países donde aplican la vacuna.

vacunación

Foto referencial

Una vez detectado que la transmisión de la enfermedad es estacional y la vacuna reduce la transmisión, entonces el impacto de la vacuna se puede medir en la amplitud de los brotes estacionales.

Por otro lado, observaron que la búsqueda de información era mayor en los países que no tenían la vacuna en los programas nacionales de inmunización y mucho menor en los que aplicaban la vacuna, ya que no hay la necesidad de información porque no existe la enfermedad.

Lea también: Ventajas de ser una persona sensible

Dado que los datos epidemiológicos son la base fundamental para el diseño de políticas públicas, ante la dificultad que representa en ocasiones su recolección, la epidemiología digital puede ser una herramienta útil y accesible para ser empleada como complemento de la vigilancia epidemiológica tradicional. También podría ser la única herramienta disponible en algunas circunstancias.

Desde hace algún tiempo, datos de internet (Google Trends, HealthMap, Twitter microblogs) han sido utilizados; por ejemplo, para monitorear el impacto de la vacuna de rotavirus y la circulación de la norovirus y más recientemente para estudiar la transmisión del zika en “tiempo real”, la percepción del dengue y la actividad de la influenza. Más aún, el monitoreo del acceso diario a artículos de Wikipedia permitió calcular el nivel de actividad de la influenza en USA y con poca diferencia con los estimados del CDC (USA).

Es importante tomar en cuenta que extraer información con esta metodología es todo un reto que implica desafíos tecnológicos la recolección de datos, almacenamiento y análisis de esos datos masivos que deben ser manejados a través de herramientas complejas entre que necesitan una infraestructura especial (ancho de banda, redes, nubes y grandes equipos de computación), el software y algoritmos sofisticados.

Otro aspecto primordial que considerar es la perspectiva ética del acceso e intercambio de datos considerados privados por ser parte del historial médico de las personas.

Hay mucho camino que recorrer, pero sin duda la tecnología y la salud, cada día van más de la mano.

¡Feliz semana!!!

Juymar García