¿Sabías qué el oído contiene unos canales o tubos llenos de líquidos conocidos como laberintos, los cuales son los que ayudan al cuerpo humano a mantener el equilibrio junto a un nervio en el cráneo? En ocasiones este equilibrio y la audición del oído interno se pueden ver afectado por un trastorno conocido como la enfermedad de Méniére.

Dicho problema a pesar de ser bastante común, hasta el momento no tiene cura; y sus causas aún son desconocidas. Sin embargo, expertos en la materia aseguran que este trastorno puede ocurrir cuando la presión del líquido en parte del oído interno llega a estar demasiado alto.

Esta enfermedad, en ocasiones puede estar vinculada a golpes y traumatismos craneales. Así como también a infecciones en el en el oído medio o interno; y otros factores de riesgo como consumo de alcohol, tabaquismo, estrés, virus e incluso, por herencia.

Enfermedad de Méniére

Foto referencial

El trastorno por lo general viene acompañado por ataques o episodios dolorosos y de desequilibrio sin previo aviso. Su secuencia y gravedad pueden variar, es decir, puede ocurrir diariamente o una vez al año.

Lea también: Varios trastornos pueden provocar vértigo

¿Cómo identificarla?

Este desequilibrio puede manifestarse a través de cuatro síntomas principales, ellos son:

  • Hipoacusia variable
  • Presión en el oído
  • Zumbido o retumbo en el oído afectado, llamado tinnitus
  • Vértigo o mareo
Enfermedad de Méniére

Foto referencial

El vértigo intenso es el síntoma que causa la mayoría de los problemas, pues el vértigo hace que el paciente sienta como si estuviera girando o moviéndose, tal como un mareo.

Recomendaciones

Aunque como previamente ya se indicó este trastorno hasta el momento no se cura, sí se puede controlar con fármacos; por lo que es recomendable el uso de diuréticos para bajar la presión del oído interno y reducir el consumo de sal. Siempre y cuando los recomiende el médico tratante.

Asimismo se sugiere evitar movimientos bruscos cuando se esté en presencia del trastorno de Méniére. Tampoco exponerse a la luz brillante, ni a la televisión, ni leer hasta que la crisis pase.

Enfermedad de Méniére

Foto referencial

Lea también: Aviones y dolor de oído

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad