Terceros molares, muelas del juicio o cordales, como comúnmente se les conoce. Ellas son motivo de horror, dolor y trasnochos para muchos cuando están saliendo al alcanzar la edad de la madurez. Incluso, se conoce que es uno de los problemas de salud bucodental más frecuentes en los adultos. Aunque para muchas personas estas piezas dentales no representan ningún problema, te contaremos cinco cosas que debes saber de ellas.

muelas del juicio

Foto Referencial

Lea también: Remedios naturales para el dolor de muelas (+video)

La mayoría tiene 4

La mayoría de las personas tienen cuatro muelas del juicio, es decir, una en cada esquina de la boca. Su función al igual del resto de los dientes es cubrir el desgaste generado por la masticación.

muelas del juicio

Foto Referencial

No a todo el mundo le salen

Los terceros molares crecen al final de las encías y son las últimas piezas dentales en emerger. Sin embargo, es un rasgo evolutivo ir perdiendo poco a poco las cordales, debido a que  actualmente los huesos maxilares son más pequeños y el desgaste que hacemos con la alimentación no requiere que tengamos que utilizar también esas muelas.

muelas del juicio

Foto Referencial

Salen entre los 18 y 20 años

Las cordales aparecen alrededor de los 18 años y 20 años, cuando se supone que la persona ha alcanzado cierta madurez y los otros 28 dientes de adultos ya están en su lugar, por lo que no siempre hay espacio suficiente para que las muelas del juicio crezcan adecuadamente.

muelas del juicio

Foto Referencial

No siempre deben extraerse

Debido a la falta de espacio, las muelas del juicio pueden salir torcidas causando dolor y molestia. Sin embargo, es importante acudir a un especialista quien evaluará la zona y determinará si hay suficiente espacio o no. Y si no existe riesgo de infección y no perjudican al resto de la boca es mejor no hacer intervenciones y controlar su erupción.

muelas del juicio

Foto Referencial

Si están sanas y bien ubicadas suelen ser muy útiles

Especialistas aseguran que ellas pueden ser muy útiles y cumplir su función como cualquier diente, siempre y cuando estén bien situadas y puedan tener contacto con otro molar.

muelas del juicio

Foto Referencial

Lo importante es tener a tu odontólogo de confianza y consultar con él lo mejor para cuidar tus dientes y la zona bucal. Recuerda que asistir con regularidad a consulta garantizara la salud de ellos.

Lea también: Cómo vencer el miedo de ir al odontólogo

Con información de: www.efesalud.com