El mindfulness es la plena conciencia. Como diría nuestro editor Eli Bravo: “convertir una mente llena, en una mente plena”. La práctica del mindfulness te ayuda a manejar el estrés, desarrollar la inteligencia emocional, mejorar tus relaciones y aumentar tu concentración.

Concentrar nuestra atención en ese momento preciso, deliberadamente y sin juzgar o etiquetar la experiencia, nos abre la puerta a nuevas experiencias y es una forma de encontrar el equilibrio.

Es como seguir lo que nos dicta el corazón, pero llevando un poco de razón al mismo tiempo. Puede ser que nos parezca cuesta arriba, sobre todo al ver los elementos que debemos tomar en cuenta para practicar la atención plena. Sin embargo, es más una actitud que una destreza, en la que hay que observar nuestra respiración, para poder lograr concentrarnos.

Lea también: Consejos para tener un dormitorio cálido

La práctica del mindfulness abarca los siguientes aspectos:

  1. Estar presente en el ahora.
  2. Aceptar y responder.
  3. Darse cuenta.
  4. Simplemente ser.
  5. Comer con plena conciencia.
  6. Gratitud y compasión.
Mindfulness

Foto referencial

¿Cuáles son los beneficios de esta práctica fortalecedora?

  • Mayor capacidad para relajarse y calmarse.
  • Mayores niveles de energía.
  • Menor riesgo de sufrir estrés, ansiedad, depresión, dolor crónico.
  • Más amor y compasión por sí mismo y por los demás.

Lea también: Cómo pensar fuera de la caja

Lo mejor que tiene el mindfulness es que lo puedes practicar en todo momento. Cuando despiertas al observar qué sientes, qué piensas; al acostarte; al comer y beber, oliendo y observando. Cuando haces ejercicios físico; cuando esperas o disfrutas de algún pasatiempo; al terminar las tareas, e incluso, en tu cuidado personal. Al estar atento a tu respiración  y en los pequeños detalles, poniendo en ellos toda tu atención.

Nos gusta el mindfulness porque nos permite escoger nuestros pensamientos, y está en cada cosa que hacemos en nuestra vida cotidiana. Es clave para lograr el equilibrio emocional que tanto queremos en estos días, y que a veces nos cuesta conseguir.

La atención plena es una herramienta que permite descubrir las claves para una vida armoniosa con aceptación y compromiso.

Inspirulina-