A propósito de celebrarse el 14 de noviembre el Día Mundial contra la Diabetes, hoy hablaremos sobre la importancia de este tema en la salud femenina.

La diabetes se refiere al aumento de los niveles de azúcar en la sangre, también llamado glicemia. Y puede originarse como consecuencia de la falla en la producción de insulina por parte del páncreas, o por resistencia a la insulina en el organismo, es decir, uso inadecuado de la insulina.

La insulina es la hormona que se encarga de introducir la glucosa dentro de las células. Y en el caso de la diabetes debido al funcionamiento inadecuado o a la falta de insulina, los niveles de azúcar en la sangre se mantienen elevados.

Al principio esto puede ser asintomático. Sin embargo, con el transcurso de los años comienza a presentarse sed constante, micciones frecuentes, visión borrosa, heridas que curan lentamente y cambios en el peso.

Lea también: ¿El embarazo gemelar representa un riesgo?

¿Como se clasifica la diabetes ?

Está enfermedad se clasifica como diabetes tipo 1 y 2 según la edad de aparición y las causas. La diabetes tipo 1 puede aparecer a cualquier edad y se ha relacionado a factores autoinmunes y la diabetes tipo 2 generalmente se presenta como consecuencia de factores como la obesidad, mala alimentación y es más frecuente en los adultos.

También están los casos de Diabetes gestacional caracterizados por elevaciones de la glicemia en el embarazo, y aunque generalmente se resuelve posterior al embarazo, estas pacientes tienen mayor riesgo de diabetes en el futuro.

Diabetes

Foto referencial

¿Que implicaciones ginecológicas tiene esta enfermedad?

Las pacientes diabeticas tienen un aumento del riesgo de infecciones, entre ellas las infecciones urinarias y vaginales que  afectan la vida íntima de las mujeres que la padecen. También son frecuentes las afecciones  de la piel de los genitales, como es el caso de las dermatitis posterior al rasurado o foliculitis.

En el caso de pacientes con hiperinsulinismo, podemos encontrar asociado síndrome de ovario poliquistico, presentando trastornos menstruales, acné, caída del cabello e infertilidad debida a ciclos anovulatorios; y síndrome metabólico, caracterizado por hipertensión y trastornos en el metabolismo del colesterol, hiperglicemia y obesidad, condiciones que representan un riesgo aumentado de cardiopatía o diabetes.

En el caso de la paciente menopáusica, la diabetes representa un factor de riesgo para el desarrollo de patología endometrial como el cáncer de endometrio.

Lea también: Miomas y embarazo ¿qué debemos saber?

¿Que consecuencias tiene la diabetes en el embarazo?

El consejo médico preconcepcional, es decir antes del embarazo es indispensable para lograr un embarazo exitoso. En los casos de diabetes tipo 1 y 2 que no estén controladas los riesgos de cardiopatía fetal aumentan, al igual que la posibilidad de malformaciones.

Embarazo

Foto referencial

Las paciente embarazada diabética tienen mayor riesgo de cesáreas, parto prematuro, fetos voluminosos o muy grandes, y preeclampsia, definida como el aumento de las cifras de tensión arterial después de las 20 semanas de embarazo.

¿Cuáles con las recomendaciones para prevenir esta patología?

– Primordialmente la alimentación saludable, evitando azúcares refinados.

– Practicar ejercicio y evitar el sobrepeso

-En todas las embarazadas debe realizarse el despistaje de diabetes gestacional entre las 24 y 28 semanas, con la sobrecarga de glucosa.

-Si ya tienes el diagnóstico de diabetes debes consultar al médico antes de quedar embarazada para optimizar las cifras de glicemia y evitar complicaciones.

Por. Dra. Peggi Piñango

Comenta y se parte de nuestra comunidad