Consumar el amor cada día es algo importante en la vida de la pareja, pero ¿qué sucede cuando se presenta una enfermedad? en este caso un cáncer, pues, la intimidad se vuelve algo muy delicado.

Es difícil mostrarte ante tu pareja y aceptarte a ti misma. Pierdes el gusto o el interés por hacer el amor, pero sabes que en cualquier momento hay que hacerlo. Así lo dijo para A Tu Salud, Maira Cárdenas, mujer venezolana de 56 primaveras que hace tres años fue diagnosticada con cáncer de mama ductal y con metástasis en los ovarios; un tipo de cáncer agresivo que no se detectó a tiempo debido a que los médicos a los cuales asistía no realizaron los exámenes en un principio.

Por otra parte, su esposo Máximo Peña, de 60 años de edad, padeció cáncer de Colon; y las dos veces que la enfermedad apareció fue superada. Con estos antecedentes, cuando Maira fue diagnosticada, el proceso fue más llevadero.

Lea también: Entre Darwin y Maslow

“(…) Es normal que uno cambie, hasta la forma de hacer las cosas, siempre la ayuda de la pareja es importante, siempre los familiares van a estar allí apoyando desde donde cada uno puede; porque al principio todo el mundo quiere abordar, pero después todos siguen con sus actividades normales y la pareja es quien siempre va estar”, comentó Maira.

Cárdenas, señaló la importancia de que la pareja sea paciente y sepa recibir cuando se trata de intimidad. La radioterapia causa mucha resequedad en las partes íntimas de un paciente con cáncer; además ocasiona baja en la libido. Explicó también que como paciente lo primero que se piensa es salir adelante y la intimidad pasa a segundo plano. Muchos hombres no comprenden eso y deciden abandonar su pareja.

Es difícil mostrarte ante tu pareja y aceptarte a ti misma. Pierdes el gusto o el interés por hacer el amor, pero sabes que en cualquier momento hay que hacerlo.

SEXO Y CANCER DE MAMA

Foto cortesía de Stefany Colina

En un principio tenía miedo cuando tenían intimidad. Su esposo fue paciente y le ofreció de nuevo la confianza para estar juntos, siendo creativo para que ambos se sintieran a gusto, aseguró Maira.

Además, resaltó algo que es sumamente importante y que no todos lo entendemos y acá ella lo expresa muy bien; tener sexo no es sólo penetración, también puede ser una caricia.

Por su parte,  Máximo complementó diciendo que la pareja debe buscar tanto la forma de ir aceptando como la técnica para manejar la situación.

Otro punto que resaltó durante la entrevista es que el sexo también es pensamiento. Cuando se está en la intimidad, no se puede pensar en que se va a tener algún dolor o molestia; es decir, hay que enfocarse en ser positiva y disfrutar el momento.

“No es nada más crema para tu zona íntima, es una cantidad de cosas. Cuando uno ya no tiene la mama, no quiere que lo vean. Uno mismo no quiere verse. Dura mucho tiempo para poder verse. Entonces es importante el tener un compañero que entienda, que no le importa, que te permita salir adelante con mayor ímpetu y mayor fortaleza”, dijo Maira. 

De la mano de Maira, podemos conocer otra realidad que suelen transitar algunas mujeres que han superado un cáncer. Esa realidad es que muchas veces no es el esposo quien abandona, sino la mujer. Esto se debe a que  luego de haber vivido bajo presión o sintiéndose frenadaen su vida cotidiana, llega de manera abrupta una enfermedad tan amenazante; donde son muchos los procesos por andar, donde cada momento es una lucha por la vida  y poder salir adelante; superar y querer ayudar a más personas que pasan por la misma situación. Despierta en esa mujer las ganas de seguir volando sola. Maira agregó que en muchas terapias algunas de sus compañeras afirman que quieren divorciarse y vivir plenamente.

Como paciente lo primero que se piensa es salir adelante y la intimidad pasa a segundo plano. Muchos hombres no comprenden eso y deciden abandonar su pareja.

 Lea también: ¡Siempre un dolor es señal de alerta!

La pareja y el cáncer de mama

Dicen que el amor lo cura todo. Y sin duda el amor verdadero se puede sentir cuando ves a Maira y a Máximo; una pareja de esposos que lleva cuarenta años de casados.

En su caso el cáncer les permitió compartir más y convertirse en compañeros de vida más cercanos.

Maira, comenta con mucho orgullo que su amado siempre estuvo prestándole apoyo incondicional. Su empuje constante de palabras positivas tales como “tú estas bien, no tienes nada”,  y desde los viajes para hacer radioterapia, hasta la búsqueda de medicamentos. También destaca que Máximo, siempre ha estado compenetrado con la asociación “Conquistando la vida” (ACONVIDA).

Por su parte, Máximo explicó que cuando fue diagnosticada su esposa, lo primero fue aceptar y tener la misma actitud de seguir adelante como la primera vez; ya existía una incidencia de cáncer.

La mente hay que entrenarla con pensamientos positivos, por supuesto con ayuda de los medicamentos que son fundamentales para la recuperación de un paciente con cáncer de mama, agregó.

“Como pareja nosotros no hablamos del cáncer porque es como que nos dio una gripe. El cáncer para nosotros es una batalla ganada y nos sentimos librados de la batalla del cáncer. No lo asociamos con la muerte. Nosotros vamos a un conversatorio y hablamos que no podemos luchar contra la muerte; sino vivir. La muerte siempre va a estar. A una persona le puede dar cáncer y capaz se muere de otra cosa”, explicó Cárdenas.

ACONVIDA

Las amistades y el compartir le han permitido ver la vida desde otro punto de vista. Foto cortesía de Stefany Colina

Transformando vidas y otros aspectos

Maira comenzó a tomar clases de guitarra. No conocía esa faceta de su vida. Dice que a veces recuerda cómo se molestaba por tonterías, y ahora piensa que lo importante es vivir. Ha sido un crecimiento personal siendo más consiente de pensar primero en ella.

 “Como pareja, nosotros tenemos muchos momentos de recreación. Vamos mucho a la playa, tenemos muchos amigos con los que bailamos, tocamos, reímos. Eso ha hecho también ver la vida desde otro punto de vista. No podemos ser “sobrevivientes” ¡no!, ¡porque no nosotros estamos es viviendo! y por eso que nuestra fundación se llama Conquistando la vida (ACONVIDA). Es vivir de nuevo”, contó Maira.   

Con respecto a la fundación ACONVIDA, Maira, junto a otras mujeres con cáncer de mama, ayudan y orientan a otros pacientes. Entre las actividades destacan llevar alimentos, ropa y juguetes a los niños con cáncer del J.M. de los Ríos. Esto sucede cada martes. Además realizan actividades recreativas y les brindan cariño.

Su búsqueda es constante por unir y hacer enlaces con otras mujeres que padecen de cáncer o acaban de ser diagnosticadas, para apoyarlas y orientarlas. Comentó que cada una de las mujeres que están o inician con ese proceso son sus hermanas.

Con apoyo de SENOSAYUDA y otras fundaciones, buscan la manera de facilitar y prestar asistencia a las mujeres de bajos recursos  que no pueden costear los tratamientos en el extranjero o comprar los medicamentos que no se consiguen en el país.

Por último le preguntamos a Cárdenas y Peña, si ¿debería existir un programa en las escuelas para hacer masivo el tema del cáncer de mama? y ¿un plan de información para educar a la población en general?

Afirman que el Ministerio de Salud cuenta con un programa de concienciación. Sin embargo, es un programa en stop. En los hospitales a los cuales acude Maira, con otras fundadoras y colaboradoras de ACONVIDA, brindan conversatorios que son parte de la agenda para hablar sobre el cáncer de mama.

Así mismo, son pocas las fundaciones que existen en el país y las que existen son para incidir cuando ya el paciente fue diagnosticado. Por otra parte no hay un proceso informativo o de concienciación constante por parte de los medios para abordar el tema.

SEXO Y CANCER DE MAMA

Foto cortesía de Stefany Colina

Mitos y realidades sobre el cáncer

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama afecta a 1.38 millones de mujeres cada año y quita la vida a otras 458 mil.

Mito: Los bultos en el pecho son el único síntoma

Realidad: También hay cambios en el tamaño, forma o textura de la mama o el pezón que son señales de alerta. También lo son los pechos hinchados o dolorosos y la piel irritada o “piel de naranja” en los pechos.

Mito: El cáncer de mama siempre es hereditario

Realidad: Aunque tienes más probabilidades de tenerlo si algún familiar directo lo tiene, se ha encontrado que sólo una de cada tres mujeres con este tipo de cáncer tiene herencia.

Lea también: ¿Qué hacer para optimizar las mañanas?

MITOS Y RELIDAD CANCER

Imagen referencial

Mito: Las pastillas anticonceptivas causan cáncer

Realidad: Aunque el cáncer de seno está muy relacionado con las hormonas, el consumo de estas pastillas no eleva significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Mito: No hay nada que puedas hacer para disminuir el riesgo de desarrollarlo

Realidad: Puedes reducir las probabilidades de contraer cáncer de mama haciendo ejercicio con regularidad. Con 75 minutos de caminata rápida a la semana (menos de 15 minutos diarios) se disminuye el riesgo en un 18 %, tener una buena alimentación, evitar el tabaco, alcohol, estrés, entre otros.

Mito: El desodorante causa cáncer

Realidad: Ningún desodorante provoca el desarrollo de células de cáncer. No hay estudios que lo prueben.

Algunos portales de interés sobre el cáncer

CONSQUISTANDO LA VIDA (ACONVIDA): Instagram.com/aconvida/

Maira Cárdenas: Instagram.com/mairajosefinacardenas/

SENOSAYUDA: senosayuda.com/

Sociedad Americana del Cáncer: cancer.org/es

Sistema Integral Del Salud Cristus Muguerza – MITOS Y REALIDADES SOBRE EL CÁNCER DE MAMA