Ya llega diciembre y se acercan los días de Navidad, que son ideales para compartir  con alegría y esperanza.

Durante las Navidades la mayoría de las personas están contentas, se sienten alegres y optimistas. Esperamos estas fechas para recibir y dar amor, y nos preparamos para darle la bienvenida el nuevo año, que siempre representa nuevas oportunidades para trabajar en equipo, alcanzar nuestras metas y cumplir con nuestros propósitos.

Las fiestas decembrinas nos brindan la oportunidad de renovar nuestros pensamientos e ideas, y nos invitan al compromiso, no solo de hacer un plan para el nuevo año, sino de tomar acción para cumplir nuestros objetivos.

Parte del trabajo que debemos hacer es romper con viejas creencias y paradigmas que de alguna forma nos limitan para poder hacer lo que de verdad queremos. Para ello es importante trabajar en nuestros pensamientos, transformarlos en ideas brillantes, que nos estimulen e impulsen a trabajar con amor por lo que queremos.

Lea también: ¿Qué hacer para optimizar las mañanas?

pensamientos positivos

Los mensajes que nos damos a nosotros mismos tienen que ser sustancialmente amorosos, entusiastas y positivos, ya que esto también forma parte de nuestra salud.

El caos que vemos diariamente nos frustra, y hace que creamos que no tenemos la fuerza para tener lo que queremos. Esto nos desalienta y crea en nuestra mente situaciones y problemas que incluso no existen. Eso hace cuesta arriba tener una mente positiva, y muchas veces provoca que nos dejemos arrastrar por el desánimo. Pero hoy es un día diferente, porque esta dosis quiere darte algunas ideas para que comiences a reforzar tu mente y la pongas a funcionar de forma óptima.

Lea también: ¿Has intentado “fracasar” hasta “triunfar”?

Apunta estas ideas para crear tus propios pensamientos positivos, escríbelos en una hojita y manténlos cerca de tu cama para que los repitas a diario, hasta que se adhieran a tu cabeza.

  • Tengo todo para ser y estar feliz.
  • Soy fuerte.
  • Hago lo que quiero, no solo lo que debo.
  • Vivo el momento y lo disfruto.
  • Me comunico de manera efectiva.
  • Hoy soy mejor que ayer.
  • Logro todo lo que me propongo.

Lo importante es usar palabras positivas al escribir tus propios pensamientos positivos. También puedes revisar tus logros de este año, reconocer tus virtudes  y talentos, esas cualidades que te hacen ser especial, y reconocer qué es lo que más te gusta de ti.

No esperes más y dispón tu mente para trabajar por la felicidad diaria y el bienestar.

Inspirulina-

Comenta y se parte de nuestra comunidad