La medicina alternativa es una opción al momento de tratar una afección del organismo. Es más económica y muchas veces, de gran ayuda para el cuerpo. Sin embargo, no siempre son verdaderas todas las propiedades que se se indican para un alimento o planta. Así, por ejemplo, ¿te has preguntado qué hay de cierto sobre todos los beneficios que se atribuyen a la miel?

Para desmentir y valorizar lo que se dice sobre la miel en las calles, a continuación te presentamos un estudio publicado en el portal AM. A ver si respondemos a tus inquietudes:

¿Combate la gripe?

miel

Foto referencial

Para María del Carmen Seijo, miembro del Departamento de Biología Vegetal en la facultad de Ciencias de la Universidad de Vigo (España), la miel no posee un efecto descongestionante. Aunque sí es cierto que cuando se sufre de tos seca este producto disminuye el reflejo de la tos, aunque el mecanismo por el cual afecta a este reflejo no es bien conocido.

La miel posee un cierto efecto hidratante sobre las mucosas. Esto debido a su baja cantidad de agua, a su alta concentración de azúcares y a la presencia de compuestos, principalmente de origen vegetal, que tienen actividad antibacteriana. Pero estas propiedades no despejan las vías respiratorias en un proceso viral, afirmó la bióloga.

Lea también: Elimina el estrés y relájate con estas infusiones

 

¿Ayuda a dormir mejor?

Muchos pensarían que ingerir una cucharadita de miel ayuda a conciliar el sueño, pero se equivocan. Según la bióloga el consumo de miel es recomendable en la mañana, por ejemplo, en el desayuno ya que produce un efecto parecido al de cualquier bebida energizante.

¿Incrementa la energía?

Sí, “la miel es un producto que contiene azúcares simples de origen vegetal; como la fructosa y la glucosa, que proporcionan energía asimilable por las células. Se considera que la energía que proporcionan 100 gramos de miel es de 320 kcal. A modo indicativo, una cucharada de miel lleva, aproximadamente, 30 gramos”, explica Seijo.

miel

Foto referencial

¿Ayuda a bajar el colesterol?

Falso. En ocasiones las personas terminan creyendo que sustituyendo productos como el azúcar o la sacarina, por miel mejorarán determinados aspectos de la salud. Sin embargo, esa creencia es errónea.

Lea también: ¿Gripe? Combátela con estos sencillos remedios caseros

¿Sirve para ir regularmente al baño?

Se podría decir que a medias. El estreñimiento es un síntoma que advierte que el cuerpo no está bien. O, al menos, que no está pasando por su mejor momento. Estrés, cambios en los hábitos diarios o falta de alimentos básicos como la fibra, suelen ser algunos motivos que provocan este estado.

Algunas soluciones para evitarlo serían incorporar a nuestra dieta determinados alimentos, entre ellos la miel. Sin embargo, los estudios científicos aseguran que el consumo de miel no disminuye o elimina el estreñimiento, tan solo lo previene antes de haberlo sufrido, es decir, su efecto es preventivo y no resolutivo.

Fuente: am

Comenta y se parte de nuestra comunidad