El tabaquismo es una enfermedad adictiva que involucra y afecta a todo el organismo. Actualmente son muchas las campañas que se han realizado para concienciar a las personas sobre el consumo de la nicotina y sus consecuencias. La Dra. Carmen Delgado, especialista en medicina interna y neumología, explicó en qué consiste el tratamiento de cesación tabáquica.

Aseguró que este método es una consulta en la que se logra que el paciente evite el consumo de tabaco a través de medidas farmacológicas y no farmacológicas. “Cuando el paciente acude a consulta, ya sea porque quiere dejar de fumar o cualquier otra patología, debemos investigar cuál es el patrón de consumo tabáquico. Cuántos cigarros consume al día, desde qué edad lo hace y tratar de identificar su motivación para dejarlo”, detalló.

Cesación tabáquica

Foto Referencial

Lea también: Productos para reemplazar nicotina pueden servir para dejar el tabaco

Fases de motivación

Precisó que hay fases de motivación para minimizar la adicción, que se identifican por medio de unas preguntas:

¿El paciente estaría dispuesto a dejar de fumar en los 6 meses? Si no lo está, se ubica en una fase en donde se le explica los beneficios para su salud dejar de fumar.

¿El paciente sí quiere dejar de fumar en los próximos 6 meses pero no antes de los próximos 30 días? Si su respuesta es afirmativa, se ubica en otra fase, en la que está consciente de los daños que causa el cigarro, pero igual no está dispuesto a dejarlo por el placer que le causa.

Cesación tabáquica

Foto Referencial

Y la tercera pregunta ¿El paciente está dispuesto a dejar de fumar en los próximos 30 días? Si responde que sí está dispuesto, se incorpora a la consulta de cesación tabáquica en donde se establece un plan de seguimiento previo a una evaluación a nivel pulmonar y cardiovascular.

La Dra. Delgado expresó que en estas consultas se le indica un tratamiento tanto farmacológico como no farmacológico. Luego debe someterse a controles en las siguientes fechas:

  • A los 4 días
  • 1 Semanal, es decir, 4 consultas al mes
  • Luego un control mensual y semestral
  • Y finalmente, un control cada año

Lo importante es seguir concienciado a la población sobre los problemas que genera el cigarrillo y cómo una vida cero de vicios hará que la persona prolongue  su calidad de vida.