Factores como el secador, el clima y los tratamientos químicos de moda debilitan nuestro cuero cabelludo y, por ende, nuestro cabello. Esto hace que pierda su brillo y resistencia. Constantemente estamos buscando productos que nos ayuden a recuperar la belleza natural de nuestro cabello. Por lo general, aplicamos los tratamientos de moda, nos secamos, planchamos y pintamos el cabello de una forma a veces indiscriminada, como si el cabello no importara por el simple hecho de que vuelve a crecer.

Una cabellera saludable es parte fundamental de nuestro bienestar. Por eso debemos cuidar el cuero cabelludo y el pelo con el mismo empeño que ponemos en cuidar nuestro cuerpo. Esto es algo que va tanto para mujeres como para hombres.

cáncer de mama

Foto referencial

Afortunadamente, existe gran variedad de aceites naturales que incluso pueden ser más económicos que los tratamientos y cirugías capilares. Son el remedio ideal para humectar, suavizar, eliminar el tedioso frizz y promover el crecimiento de un cabello sano. La única norma que debes considerar al usar estos aceites es si tu tipo de cuero cabelludo es graso. Entonces, debes aplicarlo en las puntas y nunca en las raíces, porque de lo contrario, solo generarías más grasa.

Lea también: Dile adiós a la flacidez sin cirugia en tu rostro

Lo más importante es que escojas un aceite que se adapte a tus necesidades. Por ejemplo, el aceite a base de aguacate es ideal para reparar, nutrir, hidratar y devolver el brillo natural. El aceite de almendras es recomendado para alisar y aliviar la irritación de la caspa.

El aceite de oliva ayuda a aclarar el cabello, y también brinda elasticidad. Es capaz de nutrir la hebra del cabello desde la raíz hasta la punta, y elimina el cabello quebradizo. También puedes usar aceite de ricino, es un excelente antibacteriano que ayuda a prevenir infecciones, hongos o cualquier agente que genere fragilidad capilar.

cabello

Foto referencial

Todos los aceites se aplican casi de la misma manera. Se frota suavemente las puntas de las hebras, desde la mitad del cabello hacia abajo, y se deja actuar de veinte a treinta minutos.  Una vez lavado y secado como acostumbras podrás notar los cambios, con una cabellera brillante y saludable.

También se recomienda usar aceite de coco y jojoba para evitar la resequedad, sobre todo por la playa y el sol, y el aceite de argán para dar brillo  e hidratación.

Inspirulina-