¿Conoces la zona CUVGA? Es un acróstico que utilizo en mi consulta para explicarles a mis pacientes la distribución de 5 de los 12 puntos orgásmicos femeninos descritos, anatómicamente distribuidos de adelante hacia atrás en un mismo eje de placer, a saber Clítoris, Punto U, Vagina, Punto G, y Punto A. Vamos a describir estos 5 puntos en este artículo como se especifican a continuación, todos en su conjunto formar la zona CUVGA, en la estimulación de esta zona se concentra más de un 90 % de los orgasmos femeninos producidos:

Clítoris

orgasmo femenino

Foto referencial

En una mujer, se puede llegar al orgasmo de muchas maneras: manual, oral, durante la penetración vaginal, anal, mediante sueños y fantasías, usando el vibrador, mediante la fricción, o bien, acariciándose los senos y pezones, etc. Pero la clave está en la estimulación del clítoris.

Se estima que entre un 70 % y un 80 % de los orgasmos femeninos, tienen como centro la estimulación clitoriana, de forma directa o indirecta por medio de la penetración vaginal.

La mayoría de las mujeres son capaces de tener un orgasmo clitorídeo, de hecho, muchas solo son capaces de disfrutar los de este tipo. El clítoris puede ser considerado como el centro del placer femenino ya que por él pasan alrededor de 8.000 terminaciones nerviosas, divididas en 18 micro partes.

Lea también: 11 alimentos que aumentarán tu testosterona y por lo tanto tu deseo sexual

Simplemente con acariciarlo y estimularlo se consigue producir placer en la mujer y cuanto más se excita la zona, se vuelve más sensible y se pone erecto. Hay mujeres como toda excepción a la regla que no les gusta la estimulación directa del clítoris, esto debe ser tomado muy en cuenta.

No todas las mujeres obtienen orgasmos durante la penetración (orgasmo vaginal y orgasmo del punto G), en efecto, la mayoría de mujeres no lo consigue solamente con la penetración, sin ninguna estimulación adicional del clítoris. No olviden allí está la clave sin descuidar los otros puntos.

Uretra femenina: Punto U

Puede resultar sorprendente, pero la uretra (orificio de salida de la micción) puede conducir al orgasmo femenino. Se encuentra rodeada por el clítoris, teniendo entre 7 y 12 centímetros de profundidad. Y siendo de fácil acceso para la estimulación.

orgasmo femenino

Foto referencial

Cuando se estimula la uretra, el tejido eréctil que rodea al meato uretral (orificio de salida de la orina) se llena de sangre, lo que desencadena que las glándulas de Skene produzcan liquido prostático (el protagonista de la eyaculación femenina) y la mujer se excite hasta alcanzar el clímax.

Vagina y Punto G

Se describe que apenas entre un 20 % y un 25 % de las mujeres aseguran ser capaces de alcanzar el orgasmo a través de la penetración vaginal. Es una técnica más complicada de lo que parece. No es tan sencillo como que al penetrar a la mujer el pene acaricia el punto G y se desencadenen cascadas de placer. A veces no se consiguen estimular las zonas erógenas internas y se pasa por alto la posibilidad de acercarse o acariciar el clítoris y, lamentablemente, la vagina por sí sola no reacciona igual para todas las damas. Si no lo consiguen a los primeros intentos, no se rindan, hay que practicar hasta encontrar los movimientos y posturas correctas, o probar con alguno de los otros 11 tipos de orgasmos.

Los orgasmos que se producen durante la penetración se dan por estimulación indirecta del clítoris, ya que la fricción del pene o cualquier otro objeto o dedos, con los labios menores mueve el capuchón del clítoris (cubierta de piel que lo protege) que a su vez estimula dicho órgano.

El punto Gräfenberg, más conocido como punto G, se describe, dentro de la vagina, en la pared anterior, a una distancia de entre 3 y 5 cm desde su abertura en la vulva. Justo detrás del pubis y alrededor de la uretra. Hay dudas respecto a su existencia, pese a ser descrito en la década de los 40 por Ernst Gräfenberg, de allí su nombre, quien lo describió mientras hacía estudios sobre la uretra femenina. Sin embargo, muchas corrientes sexológicas insisten en que estimular la zona acarrea intensos orgasmos, y hasta provoca la eyaculación femenina, y muchas mujeres dan fe de su existencia.

Lea también: Eyaculación prematura: Una revisión del enfoque genético

orgasmo-a-tu-salud

Foto referencial

Punto A: Fondo de Saco anterior vaginal

Se encuentra en la pared vaginal anterior en proximidad con la vejiga urinaria y la presión adecuada sobre la zona es similar a la estimulación indirecta del punto G. Es una zona ideal para explorar cuando la mujer está muy excitada y sus músculos totalmente relajados. Se requiere entonces allí de una penetración muy profunda.

No queda más de ponerse a practicar en solitario o en pareja, a explorar estos 5 puntos que concentran el 90 % de las posibilidades de llegar al orgasmo femenino.

Dr. Fernando J Serrano

Comenta y se parte de nuestra comunidad