Por Adriana Parejo 

Los niños siempre han sido asociados a la inocencia, la ternura y el amor. Cuando encontramos niños curiosos o inquietos por su sexualidad, pensamos que algo anda mal, y no es así. Es natural, como seres humanos que somos, interesarnos por nuestro cuerpo y sus reacciones al tacto. El problema está cuando se vuelve repetitivo y/o cotidiano desde una corta edad.



¿Los niños pueden ser hipersexuales? , según la médico sexólogo, Luz Jaimes. “En 2007, la Asociación de Psicología Americana (APA) denunció la tendencia a sexualizar a los niños y niñas en los medios de comunicación que muestran la imagen de la mujer como un objeto sexual e incluso desde el ámbito familiar, donde arreglan a las pequeñas con prendas que las hacen ver más grandes”, indicó.

La especialista explica que los juegos sexuales entre niños son frecuentes durante la infancia. Jugar a “papás y mamás” o a “los médicos” es algo muy común cuando somos pequeños.

Como madres, nos preguntamos en muchas ocasiones: ¿Es normal lo que hace mi hijo? ¿Debo preocuparme? ¿Qué debo hacer? ¿Dejo que continúe jugando o le llamo la atención? ¿Le castigo por ello?

Niños hipersexuales

Foto referencial

Lea también: Niños mentirosos ¿Qué hacer?

La doctora Jaimes recomienda a las madres ser cautelosas a la hora de responder ante las manifestaciones que el niño hace de su sexualidad. Si reaccionamos con una actitud alarmista y le transmitimos al niño que las conductas que ha realizado con el objetivo de explorar y descubrir su sexualidad, son malas, podemos contribuir a reprimir la sexualidad de nuestro hijo y que éste viva su sexualidad con ansiedad y no pueda disfrutar de ella cuando sea adulto.

La manera de reaccionar ante una situación relacionada con la sexualidad de nuestro hijo, puede servir de ayuda o dificultar su desarrollo sexual, advirtió.

Si respondemos de manera negativa y desde el miedo o el asombro, cuando nuestro hijo se toca los genitales o practica un juego sexual con otro niño o niña, estamos favoreciendo que se asuste, se sienta avergonzado y culpable por hacer algo que es tan natural como cualquier otra función básica del ser humano.

Niños hipersexuales

Foto referencial

Causas de la hipersexualidad 

Vemos con más frecuencia anuncios publicitarios en los que aparecen niñas maquilladas, peinadas, vestidas y con posturas “sexys”, o niños representando un papel que no corresponde a su edad. Esta situación ha sido denunciada por profesionales sin éxito, ya que continúa la tendencia de promover una imagen erotizada o hipersexualizada de los niños.

Lea también: Mi hijo me manipula ¿Qué puedo hacer?

Las principales perjudicadas de esta tendencia mediática son, en su mayoría, las niñas.

Pero, ¿cómo podemos identificar si nuestro hijo (a) es hipersexual?

  • Siempre está tocando su parte genital, ya sea por placer y/o calma
  • Prefiere temas de conversación sobre el sexo opuesto y su cuerpo
  • Busca el roce de su cuerpo, especialmente sus genitales, con otras personas
  • Dibuja sobre temas sexuales y disfruta ver pornografía

“Lamentablemente, la etapa de la infancia parece tener hoy en día una duración mucho menor a la que corresponde a este periodo. Y, las preocupaciones de los niños se asemejan cada vez más a las de los adolescentes. La transición de la infancia a la adolescencia es cada vez más acelerada”, alertó.

 Niños hipersexuales

Foto Pexels

La importancia de la comunicación

La medico sexólogo aconseja a las madres hablar desde la calma si consideran que la conducta que manifiesta su hijo es inapropiada, y aprovechar esta oportunidad para enseñarles lo que es o no es oportuno hacer. Es vital proveer a nuestros hijos de una adecuada educación sexual, y procurar tener una relación de confianza con ellos que nos permita hablar con naturalidad de este tipo de situaciones.

Un aspecto fundamental de la enseñanza, es ayudar al hijo a utilizar las palabras correctas para los genitales, en un contexto de intimidad. Debe realizarse al mismo tiempo que se le enseñan otras partes del cuerpo y su funcionamiento.

Los padres tenemos que crear las bases para favorecer una sexualidad saludable en nuestros pequeños.

Jaimes recomienda la enseñanza básica sobre la pertenencia del cuerpo y el saber cuidarlo por sí mismo. “Enseñe a su hijo a lavarse y cuidarse, las partes íntimas. Vaya reduciendo gradualmente la ayuda que le presta, y déjelo lavar y mantener limpias todas las partes de su cuerpo”, aconsejó.

Si necesitas de la orientación de la médico sexólogo, Luz Jaimes, puedes contactarla por las redes sociales como @draluzjaimes



Comenta y se parte de nuestra comunidad