El calabacín es una de las hortalizas preferidas de grandes y chicos, por su estupendo sabor y la variedad de recetas que permite elaborar. Está compuesto en un 90 % por agua, por lo cual es ideal para quienes deben perder peso.

Ingerir 100 gramos de calabacín aporta tan sólo 31 kilocalorías.

Además, es rico en Vitamina C, por tanto, un plato de esta verdura ayuda a subir las defensas y a fortalecer el sistema inmunitario. Igualmente ayuda a cuidar la piel, promoviendo la formación de colágeno natural.

Por otra parte, el calabacín aporta pequeñas cantidades de fibra, por lo que beneficia el tránsito intestinal.

Lea también: La desnutrición también se refleja en la piel

calabacín-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Una parrillada de verduras en la que incorporemos calabacín va a contribuir además con el aporte necesario de magnesio y potasio; minerales que interceden en la transmisión del impulso nervioso muscular.

Asimismo, este alimento es rico en ácido fólico, que ayuda a prevenir que las mujeres embarazadas tengan hijos con malformaciones congénitas como la espina bífida.

Composición nutricional por 100 gramos

kcal: 31, Agua: 89g, Prot: 1,3g, Grasa: 0,4g, Hidratos de carbono: 6g, Fibra 1,3g., Potasio: 230 mg, Magnesio: 18 mg, Ácido fólico: 50 µg, Vit C: 20mg.

Así que no dudes en incorporar este versátil alimento en todos tus platos.

Fuente: ABC