Mantener la lactancia materna exclusiva después del primer año puede implicar riesgo de desnutrición. El ritmo de alimentación debe estar relacionado con las necesidades nutricionales y la actividad física del bebé.

Un dato importante, si tienes complicaciones para que coma ciertos alimentos,dale de comer a tu bebé cuando tenga hambre, así aceptará aquellos alimentos que rechaza. Es muy importante consultar al pediatra, que él te diga cuándo es oportuno empezar a dar puré o papillas de verduras y frutas.

Lea también: Libro: Cuidado a papá y mamá, cuando se intercambian los roles

¿Cómo saber si está listo?

A partir de los seis meses de edad, los bebés deben comenzar a tomar papillas de frutas o verduras,según sus necesidades nutricionales, las cuales cambian progresivamente.Es por ello que no pueden mantener una alimentación única de lactancia materna. Sin embargo, aunque las papillas son un complemento nutricional para la dieta de los bebés, no deben sustituir la leche, pues esta aporta más proteínas.

Otros signos que puedes considerar para saber si tu bebé está listo para las papillas o el puré, son los siguientes:
• Mantiene la cabeza erguida por sí solo.
• Se sienta bien en su silla para comer.
• Hace movimientos de masticado.
• Muestra apetito.
• Aumento de peso.
• Cierra la boca cuando introduces una cuchara.
• Le salen los dientes.
• Notas que queda con hambre después de tomar su leche.

Los pediatras coinciden en que si el bebé tiene bajo peso, es conveniente empezar con las papillas de verduras, ya que aportan más calorías. Toma en cuenta que las primeras papillas debes hacerlas de un solo tipo de verdura.

Según su edad, la fruta también es un alimento muy beneficioso que aporta vitaminas, minerales y fibra. Unas de las primeras frutas que se recomienda introducir en la dieta de un bebé son las manzanas, peras, cambur y naranjas, entre los seis y ocho meses. Puedes combinar cambur, pera y manzana, o manzana y pera. Entre los nueve y los doce meses puedes agregar kiwis, melón, patilla. Incluso, puedes combinar avena con cambur o hacer una papilla de cereales con piña.

Recuerda que es muy importante siempre consultar con el médico pediatra, antes de seguir cualquier otro consejo.

Inspirulina-

Comenta y se parte de nuestra comunidad