El destacado actor canadiense conocido como Jim Carrey confesó para una entrevista en iNews que por años sufrió una fuerte depresión tras el suicidio de su ex pareja, Cathriona White. Resaltó que aunque fue uno de los peores momentos personales de su vida, hoy se encuentra bien. “Durante años la sufrí, pero ahora cuando la tormenta llega es sólo tormenta, ya no se queda”, dijo. 

James Eugene, como es su nombre real,  luego de la muerte de su exnovia en el 2015, desapareció del mundo del mundo artístico tras 25 años en la palesta actoral. Sin embargo, dos años después de ese lamentable hecho, reveló que ya se encuentra libre de depresión. No obstante, aseveró que sigue una lucha con la familia de White, quienes lo responsabilizan de la muerte de la joven cuando apenas tenía 30 años. Por su parte, Carrey continua firme alegando que los allegados de awhile se quieren beneficiar monetariamente.

Jim Carrey

Foto Referencial

Lea también: Al estilo Kardashian: una familia que impone la moda mundial

La depresión quedó en el pasado

De igual manera, el actor afirmó con total optimismo que ya no tiene depresión. “La he tenido durante años, pero ahora, cuando llega la tormenta, llueve, pero no se queda. Ya no se queda lo suficiente como para hundirme y ahogarme”, resaltó Carrey quien parece haber aprendido a lidiar con su enfermedad.

El humorista marcó su regreso al mundo actoral con un documental en el que cuenta su vida y expresó estar dispuesto a dejar atrás algunos momentos, al subrayar que es “un hombre libre en la industria (…) ya no estoy en el negocio. No me importa lo que la gente vaya a pensar de mí después de que muera. Todo lo que quiero es que la gente piense en mí como un hombre con buena energía, como alguien que dejó un buen olor tras su paso”.

Jim Carrey

Foto Referencial

Lea también: De qué trató la operación que se realizó José Luis Rodríguez, “El Puma”

Con Información de: www.caraotadigital.net

Comenta y se parte de nuestra comunidad