Muchos padres, al comenzar a notar algunas dificultades escolares, bien sea porque se presentan en el hogar o porque las maestras les indican ciertas conductas impulsivas, dificultades atencionales y para la adquisición de la lecto-escritura, entre otras, les son recomendadas diversas evaluaciones, entre ellas: La evaluación neuropsicológica, sin embargo, a pesar que asisten y muestran la respectiva referencia tienden a desconocer de qué se trata este tipo de evaluación con “ese nombre tan raro” y cuáles son sus objetivos.

¿Neuropsicología infantil? ¿Qué es eso?

Antes de explicar qué es la evaluación neuropsicológica infantil, debemos conocer qué es la neuropsicología infantil, o también llamada neuropsicología del desarrollo, la cual se encarga de estudiar la relación existente entre la conducta y el cerebro en maduración, de manera de aplicar estos conocimientos en la evaluación y compensación de las consecuencias propias de las lesiones cerebrales que se producen durante el curso de la infancia. Se enfoca en los cambios que se producen en la actividad mental según la edad del niño.

Lea también: 8 errores comunes que cometen los padres que atraviesan un divorcio o separación

¿En qué se diferencia a la neuropsicología del adulto?

escuela

Foto referencial

La característica más importante y que diferencia entre la neuropsicología del adulto y del niño, es que esta última estudia el cerebro en desarrollo, en tanto que durante la infancia se producen grandes cambios evolutivos en el sistema nervioso. Por ejemplo, durante la infancia, un niño aprende no solo las letras y los números, sino el lenguaje para comunicarse.

Es importante señalar que la neuropsicología del desarrollo presta también atención a las poblaciones pediátricas que se encuentran en riesgo biológico debido a factores genéticos, nutricionales, traumas, infecciones, entre otros y se nutre del aporte de otras especialidades, tales como: Neuropediatría, psicología evolutiva, atención temprana, psicología educativa, fonoaudiología y educación especial.

Es por ello que resulta común trabajar en conjunto con otros profesionales de manera de garantizar el adecuado desarrollo de los niños, niñas y adolescentes. Así que no te asustes cuando se realice también una referencia al neuropediatra y ten presente que todo esto será por el bienestar de tu hijo.

Las áreas donde interviene la neuropsicología del desarrollo son: las dificultades neuropsicológicas del aprendizaje, trastornos del lenguaje, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), traumatismos craneoencefálicos, epilepsia, trastornos psicomotores, endocrinopatías, cromosomopatías, niños con bajo peso al nacer, trastornos generalizados del desarrollo, trastornos en el control de los impulsos, entre otros.

Entonces ¿qué es la evaluación neuropsicológica?

niños redes sociales

Foto referencial

Uno de los objetivos de la neuropsicología infantil es la evaluación neuropsicológica, la cual, a través de diversas técnicas tanto clínicas, como psicométricas (instrumentos de medición específicos y que deben ser tomados con la seriedad qué requieren ya que sus aportes pueden significar un diagnóstico para el niño) y neurológicas intenta conocer el procesamiento mental en niños con adecuado desarrollo y en aquellos que tienen alguna disfunción o que han sufrido alguna lesión en su sistema nervioso.

Busca describir el funcionamiento neuropsicológico del niño, prestando mayor atención a sus habilidades y debilidades. En otras palabras, se busca conocer el perfil cognitivo general del niño de manera de si bien se conocen aquellas áreas que se encuentran por debajo a lo esperado, también se descubrirán las potencialidades del mismo, las cuales serán claves en su tratamiento.

El objetivo central de la evaluación es comprender de qué manera las funciones neurocognitivas están afectadas por patologías neurológicas en un cerebro que se encuentra en desarrollo, además de la identificación del nivel y la calidad de las funciones que se encuentran conservadas. De igual forma, permitirán descartar verdaderos trastornos de sintomatologías que podrían estar más asociadas a una base emocional o a inadecuados límites en el hogar.

Lea también: Padres que dejan de comer para dar de comer a sus hijos: Causas y consecuencias

¿Para qué se realiza la evaluación neuropsicológica?

Lo anteriormente descrito busca conocer cómo se encuentran las funciones cognitivas del infante y establecer en caso de ser necesario un plan que se ajuste a sus necesidades y que podrían implicar la rehabilitación cognitiva, que es el conjunto de medidas terapéuticas que se llevan a cabo para estimular las funciones cognitivas que no han sido adquiridas, desarrolladas o que se han perdido en el niño. Está sujeta a las premisas de especificidad (preparación de programas adecuados para cada niño) y precocidad (a mayor rapidez de aplicación se presume una mejor respuesta).

La neuropsicología infantil busca también minimizar las consecuencias negativas del daño cerebral en los niños. La atención puede ser a través de la prevención primaria (identificación de poblaciones de riesgo e intervención); prevención secundaria (intervención neuropsicológica precoz, es decir, cercano al momento en que se produjo el daño) o prevención terciaria (tratamiento paliativo, es decir, minimización de los daños, prevenir que se produzca un mayor daño).

Hasta aquí hemos querido demostrar la importancia de incluir a un neuropsicólogo infantil dentro del equipo multidisciplinario que evalua y atiende a los niños lo más pronto posible, ya que como se mencionó con anterioridad se busca iniciar tratamiento en caso de ser necesario con la mayor prontitud posible.

Melissa Rosales