Por Carlos Jiménez

Para empezar a entrenar necesitamos una meta: empezar a correr, cubrir una distancia por primera vez, mejorar nuestro tiempo, participar en un evento de nuestro agrado, etc.

Cualquiera que sea, es muy probable que esté vinculada con alguna competición local o internacional.

Por ejemplo, si deseamos participar en un maratón antes de empezar a entrenar vamos a desarrollar nuestras capacidades físicas y a mejorar nuestro desempeño en 10 kilómetros. Eso será de gran utilidad para el maratón.

Pero ya sea para el entrenamiento que vamos a hacer para los 10k, como para los 42kms debemos tener una referencia que nos ayude a determinar las metas.

La mejor referencia siempre es un tiempo reciente, el cual podemos decidir si queremos mantener o mejorar, en este último caso en un porcentaje razonable.

Pero no siempre contamos con esa referencia, sobre todo si es primera vez que nos aventuramos a correr esa distancia.

En ese caso un chequeo de 1000 o 5000 metros será una buena opción. Yo siempre prefiero los 5k como marcador, para luego proyectar un tiempo referencial para otras distancias.

De hecho, este domingo me registré en un 10k y pienso correr la primera parte a tope, para luego usar ese tiempo en los 5k como base para establecer mis metas.

Te invito a hacer lo mismo.

Si tienes una carrera es lo ideal para que te animes, si no, te toca hacerlo solo.

Con ese resultado vamos a buscar en esta tabla para proyectar nuestros tiempos en 10k,21k o 42k: Tabla para predecir tiempos de carrera.

Si estás empezando a correr, entonces tu meta es simplemente mantener una carrera continua por al menos 30 minutos.

Cada quien a su paso. ¡Mucha suerte!

Si te gustó este artículo también puedes leer:

Empezar a correr es la primera meta  
Establece tus metas: 90 días para transformar tu vida