Para muchas personas enero es un mes de dietas. Algunas realizan dietas para perder peso, otras simplemente para desintoxicarse de todos los excesos que cometieron durante las fiestas decembrinas. Si este es tu caso, posiblemente elijas una dieta Detox.

Pero ¡cuidado! Las dietas Detox pueden ser fabulosas si se utilizan adecuadamente, pero muy perjudiciales para la salud en caso contrario.

Lea también: 5 tendencias alimenticias para 2018

Una dieta Detox o depurativa consiste básicamente en beber líquidos. Jugos, batidos, smoothies, té o infusiones. Todos a base de alimentos naturales y sin añadidos químicos. Por supuesto, sin azúcar.

Si se va a realizar un poco más relajada, este tipo de dietas permite incluir piezas de frutas o vegetales enteros.

Pero restringe todo el resto de alimentos. Y he allí donde está su peligrosidad.

dieta detox

Foto referencial

Efectos en el cuerpo

Como decíamos, lo peligroso de las dietas Detox es que eliminan  grupos enteros de alimentos. Y generalmente, duran más tiempo de lo recomendado.

Usualmente una limpieza de este tipo no se propone nunca por más de 3 a 5 días. Esto siempre y cuando sea bajo supervisión médica y en personas saludables; es decir, que no padezcan de diabetes, hipertensión arterial u otras condiciones.

Prolongar una dieta depurativa puede ponernos en riesgo de sufrir carencias nutritivas (lo que implica caída del pelo, deterioro de la piel, uñas, etc.). Además, estresa al organismo ocasionando problemas mayores como: aumentar el deseo de comer, ansiedad, cansancio, apatía, náuseas o dolores de cabeza.

Del mismo modo, un artículo publicado por la revista colombiana Fucsia, indica que si este tipo de regímenes no están bien planificados, pueden acabar ocasionando un consumo excesivo de agua/líquido en tu organismo; causando un desequilibrio de los electrolitos como el sodio, resultando en un verdadero peligro, ya que la hiponatremia por dilución – o exceso de agua – puede provocar graves daños mentales e incluso la muerte.

Finalmente, es importante que tengas claro que una dieta Detox puede hacerte perder un par de kilos en pocos días, pero si se prolonga en el tiempo, seguramente producirá un alto rebote cuando se abandone.