Las manos son la parte del cuerpo que más trabajos ejecuta, y aunque parezca mentira es la que menos cuidamos. Para que les des el trato que merecen, quisimos reunir algunos consejos para que estén siempre estén bellas, suaves y saludables. ¡Como una seda!

Nuestras manos son la parte más visible y expuesta de nuestro cuerpo. Sin embargo, no las cuidamos como deberíamos. El estado en el que estén es algo que no podemos disimular o esconder; los trabajos que hacemos a diario, la exposición al sol y a productos químicos las deterioran y las hacen lucir cansadas, ásperas y envejecidas.

Las manos son nuestra carta de presentación, por eso es el momento de ocuparnos de ellas y mimarlas.

Lea también: Mascarillas naturales para cerrar los poros de la cara (+ video)

Manos sudadas

Foto referencial

Para mantenerlas limpias e hidratadas lávalas frecuentemente, utilizando jabones de glicerina o con pH neutro. Si no tienes acceso a este tipo de jabones, luego de lavarlas aplícate alguna crema hidratante. Recuerda secarlas muy bien y con suavidad. El masaje con crema hidratante hay que hacerlo siempre después de lavarnos las manos, y también es recomendable hacerlo antes de dormir.

Semanalmente puedes aplicar mascarillas hidratantes; también tienes la opción de aplicar vaselina para darte ligeros masajes.

Lea también: Conoce qué es y para qué sirve la quiropráctica (+video)

Seguro estás al tanto de que el consumo de agua lubrica las articulaciones, mejora la resistencia de los ligamentos y retarda el proceso de envejecimiento, además de propiciar la regeneración celular para conservar la belleza del cabello, la uñas y la piel. Así que mantenerte hidratada también es importante para tener las manos y todo tu cuerpo saludable.

De igual manera, para que tus manos estén siempre lozanas es importante mantenerlas en movimiento y agiles, así que muévelas y ejercítalas frecuentemente.

También hay quienes recomiendan la reflexoterapia, ya que masajearlas te ayudará a aliviar el estrés, recuperar tu salud, y te brindará bienestar físico y emocional. Otro aspecto importante que cuidar es el frío, ya que puede causar estragos, así que protégelas con guantes cada vez que salgas y haga frío. Lo genial de los guantes es que los puedes combinar con tu outfit.

Mantén en tu tocador una toalla limpia y suave, un jabón con Ph neutro y un dispensador de crema hidratante. Lava tus manos con frecuencia y manténlas hidratadas, protégelas del frío, date masajes de vez en cuando y las tendrás suaves, bellas y saludables siempre.

Inspirulina-

Comenta y se parte de nuestra comunidad