Aunque la ansiedad puede convertirse en un trastorno grave, si es pasajera y proviene de situaciones comunes como por ejemplo, la presentación de un examen o un empleo nuevo, se puede combatir con alguno de estos sencillos remedios caseros.

Hierva en un cuarto de litro de agua 3 cucharadas de avena y tome una taza antes de cada comida.

avena

Foto referencial

Lea también: ¿Cuáles alimentos son apropiados para niños nerviosos?

Más remedios

Otro remedio, especial para quienes sienten ansiedad por la comida, es elaborar una infusión de flores de lúpulo en medio vaso de agua.

El agua se hierve y cuando esté a punto de ebullición, se retira del fuego y se agregan las flores.

Se debe tomar cuando sienta ansiedad, pero no más de 2 o 3 tazas al día.

También las tradicionales infusiones de tilo y valeriana son muy útiles para poder relajarse.

En caso de no encontrar alivio, se recomienda acudir a un especialista, quien podrá tratar el problema.

Comenta y se parte de nuestra comunidad