El escote es una zona del cuerpo, que por lo general no está incluido en las rutinas de cuidado y belleza. Sin embargo, esta área puede delatar el descuido y los años si no se le toma en cuenta y se aplican sencillas medidas para mantenerla saludable.

Esta zona de la piel, es fina y frágil, por lo que debe cuidarse de la exposición a factores ambientales externos como los rayos solares, el frío y las corrientes de aire.

escote

Foto referencial

Para hacerle frente a este inconveniente, es necesario evitar exponer sin protección el área del escote. Usar diariamente crema hidratante con protección solar superior, y tener a la mano abrigos o vestuario para limitar el contacto directo de los factores ambientales con la piel.

Lea también: ¿Qué tan buenos son los productos ligeros?

Más consejos

– Aplicar los productos que se usan para hidratar la piel del rostro, es una solución segura para mantener esta zona con una apariencia saludable.

– Exfoliar la zona del escote, también es un hábito recomendado, pues permite remover las células muertas y brindar una apariencia más fresca.

– Ante la presencia de manchas o erupciones, lo más recomendable es acudir a un médico dermatólogo, quien podrá evaluar la situación para corregirla.

– Aplicar duchas de agua fría impedirá la flacidez en la piel de esta región del cuerpo.