La rutina, lo difícil que se ha vuelto el entorno y la falta de amor propio nos conducen a un estilo de vida, cargado de excesos o deficiencias, en los cuales los hábitos que adoptamos no son los más saludables: sueño deficiente, poco descanso, dietas pobres en lo bueno o abundante en lo malo (grasas) y poca actividad física, entre otros, factores estos que hacen que el organismo acumule toxinas que son perjudiciales para salud.

En consecuencia y con el propósito de prevenir todas las enfermedades que propician los procesos oxidativos derivados de los radicales libres (toxinas = radicales libres), es necesario dedicar un tiempo para la desintoxicación del organismo en todos los sentidos, mental y físico; pues esto nos ayudará a conservarnos vitales, es decir, jóvenes.

Lea también: Así me curé de cáncer

Plan détox…

El Dr. Juan Carlos Méndez, médico cirujano especialista en medicina antienvejecimiento del Centro Médico Antienvejecimiento, me explicó recientemente en mi programa de radio “A Tu Salud – La Revista”, que “este plan debe su nombre al proceso que tiene lugar en el organismo, mediante el cual los desechos son transformados en sustancias menos tóxicas para ser eliminadas con facilidad”.

Como se trata de un plan y una dieta que busca desintoxicar, debe realizarse durante un lapso que va, desde una semana a tres meses, para obtener resultados satisfactorios. Ahora bien, el medico definirá el tiempo según nuestro caso particular.

Se comienza con una “Purga Antivejez”, para la cual debe tomar 30ml (1 oz) de leche de magnesia o aceite de ricino. También puede ser 1 litro de sal de higuera, y debe ingerirse solo una noche con el fin de limpiar el tracto intestinal. Dicha purga debe realizarse solo una vez al año.

Luego sigue un “Ayuno Antivejez”, que consiste en ingerir líquidos en forma de infusiones o jugos verdes para ayudar a limpiar y conservar la salud optima del sistema gastrointestinal. Se recomienda realizar cada dos horas solo por un día.

Detox

Foto referencial

A partir del segundo día, el Dr. Méndez propone procurarnos una “Alimentación Alcalina Vegetariana”, basada en la ingesta de frutas, cereales, vegetales, semillas, granos, derivados veganos de la leche como la de arroz y/o almendras, así como también infusiones de su preferencia (sin azúcar) por una semana. Esto disminuye significativamente la acidez derivada de la alimentación, ya que se reducen aminoácidos, ácido único, ácido láctico o ácidos orgánicos.

Para complementar lo anterior, pueden valerse de los “Nutracéuticos Detox”, es decir, un conjunto de  preparados naturales que proporcionan beneficios para la salud, incluyendo la prevención y/o el tratamiento de enfermedades, como por ejemplo, el jugo de sábila, “Noni”, clorofila o moringa.  Deben beberlos 30 minutos antes del desayuno y la cena.

Lea también: ¡Este año SÍ lo lograré!

No se olvide de su espíritu, también se intoxica…

Sin duda, no debemos dejar de lado el alma, pues no solo el cuerpo almacena sustancias innecesarias que son dañinas para el mismo. Nuestras experiencias cotidianas nos dejan cargados de desechos emocionales, es decir, emociones tóxicas como tristeza, ansiedad, miedo, angustia,  frustración entre muchas otras; que trasforman la bioquímica cerebral y con ello produciendo radicales libre que, como ya lo saben, nos enferma y envejecen.

Entonces, debemos diariamente, sustituir las emociones negativas por positivas.

meditación bienestar

Foto referencial

Trabaje tozudamente en modificar sus convicciones, creencias y pensamientos tóxicos como la frustración, indecisión, incertidumbre, desconfianza, entre otros tantos, por la perseverancia, determinación, esperanza y confianza, solo por dales algunos ejemplos.

Para este portal, he escrito, muchas columnas en las cuales les he hablado sobre cómo podemos evolucionar emocionalmente.

Por cierto, que haciendo un recuento de ello, poco les he hablado de algo fundamental para el balance emocional y es el redimensionar las relaciones tóxicas, ya sean las de pareja, familiares, amigos y compañeros de trabajo. Rodéense solo de personas que sumen a su vida. Además cierren ciclos y fomenten relaciones desde la dinámica del desapego. Fortalezcan sus valores y principios en el entorno familiar y social.

Lea también: Infusiones y avena contra la ansiedad

Contribuya a la desintoxicación de su entorno…

Es esencial educarnos sobre el tema del saneamiento ambiental para lograr la reducción de desechos tóxicos que contaminan el ambiente y nuestro organismo. Una de las soluciones planteadas está en el concepto de salubridad de las 3R:

Reducir. Disminuir en su mínima expresión los residuos y el uso indiscriminado de donde provienen.

Reciclar. Propiciar los procesos de transformación para reintroducir los diversos materiales en otro ciclo de vida.

Reutilizar. Darle una segunda vida a muchos recursos ya sea para la misma o diferente función.

A través de lo compartido en mi artículo de hoy, simplemente busco, de la mano del Dr. Méndez (@DoctorAntivejez), ayudarles  retrasar el proceso de envejecimiento y sentirse más saludables, en cuerpo y alma.

Esta columna fue publicada originalmente en Caraota Digital 

María Laura Garcia