El alto costo de la vida y la escasez de los alimentos de primera necesidad hacen que la nutrición del venezolano sea cada vez más deficiente, llevando a un importante número de la población a reducir de tres platos principales a solo dos que por lo general  son: almuerzo y cena. La nutricionista Merly Villamizar, de la fundación Bengoa conversó en A Tu Salud La Revista sobre la delicada situación.

Explicó que la fundación Bengoa ha levantando varios trabajos, en los que se evidenció el grado  de desnutrición en la población infantil, que es una de las más vulnerables al igual que el de las embarazadas. Comentó que de cada 100 niños, 32 se encuentra en desnutrición y la mitad de ellos en crónica.

Foto Referencial

Lea también: ¡A comer más frutas!

Guía Saludable

En ese sentido, la fundación decidió realizar un instructivo saludable, de bajo costo y de fácil acceso, con la finalidad de mostrar que a pesar de la crisis sí es posible comer y de manera saludable.

Villamizar comentó que en dicho instructivo también se evaluaron los precios de los alimentos comunes como los mercados a cielo abierto o de establecimientos y cómo aprovechar las temporadas de las frutas y vegetales que tienen  un gran aporte nutritivo.

También dentro de esa guía se explica cómo conservar por mas y tiempo los alimentos como el tomate, la yuca, la batata y vegetales en general parar rendirlos más desde el día de su compra. Otro punto a considerar es aprender a planificarnos, y una forma de hacerlo es realizando una lista de lo que hace falta en la nevera y así evitar salirse del presupuesto.

Foto Referencial

En estos tiempos aprender a combinar los alimentos puede convertirse en un aliado para la salud. Aseveró la nutricionista que el combinar un cereal como el arroz o la pasta con un grano, se puede sacar una proteína de buena calidad. Así como también el hierro lo podemos conseguir en cualquier fruta cítrica.

La licenciada en nutrición destacó que consumir dos veces a la semana grano, sardinas entre otros alimentos es una forma de integrar y renovar los menús.

Recomendaciones

Para finalizar, compartió algunos tips que también pueden conocer a través de la página de la fundación:

  • Incluir más frutas, hortalizas al menú diario.
  • Al menos una vez a la semana consumir las viseras, hígado o morcilla.
  • No desperdiciar el tallo de los vegetales, con ellos se pueden realizar un sinfín de cosas que desconocemos como por ejemplo la hoja de la remolacha sirve para condimentar.
  • La soya es un alimento que poco uso tiene pero es una excelente alternativa, a demás rinde más que el pollo o la carne.
  • Evitar la carne mechada de la concha de plátano, esta por lo general está expuesto a pesticidas, lo que podría poner en riesgo nuestra salud.

Foto Referencial

  • La carne congelada para perros no es nada recomendada, “no es para el consumo humano” y el aporte nutritivo y de higiene sanitario no es el adecuado.
  • Tratar en la medida de lo posible no comer en calle, ya que no se sabe qué higiene tienen con los alimentos, y en muchos casos reutilizan  envases sacados de basureros, que aunque los laven pueden traer enfermedades, “si no hay un buen estadio nutricional, el proceso de nutrición – infección es más propenso”.

Si quiere conocer más  sobre las recomendaciones de la fundación Bengoa y revisar la guía nutricional visite su página web www.fundacionbengoa.org o sigas las redes sociales Twitter e Instagram: @fundacionbengoa

De igual manera, compartimos las redes de la Dra. Merly Villamizar @nutrimerly

Lea también: La desnutrición también se refleja en la piel

Comenta y se parte de nuestra comunidad