Bob Laurant solía sentirse extraño y fue casi a los 20 años de edad cuando tuvo plena conciencia de que, al nacer, había sido sometido a una operación por defecto con el objetivo de “ajustar” los genitales a lo que se espera de una mujer o de un hombre.

Este tipo de intervenciones ha desatado polémicas y controversias entre quienes las defienden por considerarlas necesarias para dar estabilidad física y emocional a los intersexuales; y quienes las rechazan por considerar que son mutilaciones e incluso constituyen una violación a derechos humanos fundamentales.

Intersexuales

Foto referencial Internet

Lea también

El término intersexual define una condición genética que se evidencia en personas que nacen con características biológicas tanto masculinas como femeninas. Una persona intersexual puede ser cromosómicamente hombre, pero tener apariencia femenina.

Lea también: ¿Tampones de Marihuana? Descubre para qué se usan ¡Te sorprenderá!

¿Son necesarias las cirugías por defecto?

Un grupo de intersexuales cuestiona la necesidad de hacer este tipo de operaciones y lucha por el consentimiento informado de las personas nacidas con características sexuales atípicas.

La iniciativa fue tomada en 1.993 por Bo Laurent, quien  utilizando el nombre de Cheryl Chase, fundó la Sociedad Intersexual de Norteamérica (ISNA, por sus siglas en inglés); para conocer y ayudar a personas que como ella, nacieron con características biológicas atípicas.

ISNA

Foto referencial Internet

En la página web de Human Rights Watch fue publicado un trabajo del investigador sobre temas de la comunidad LGBT, Kyle Knight. En él expone  historias de intersexuales que reflejan las consecuencias de estas prácticas, los argumentos para la lucha que libran y su alcance.

En el mencionado trabajo se indica que “las operaciones para alterar el tamaño o la apariencia de los genitales de los niños y las niñas pueden causar incontinencia, cicatrices, insensibilidad y trauma psíquico”.

La cirugía para extirpar las gónadas puede provocar esterilización sin el consentimiento de los pacientes y posteriormente requerir terapia de sustitución hormonal de por vida.

Los procedimientos son irreversibles, los nervios seccionados no pueden regenerarse y el tejido cicatrizado podría limitar las posibilidades de una cirugía en el futuro.

Pero tales argumento no han sido suficientes  para parar las operaciones por de defecto.

Lea también: ¿Sabes si te están haciendo Gaslighting?

Intersexuales vs médicos 

john-money

Jhon Money

John Money, psicólogo de la Universidad Johns Hopkins, fue conocido y respetado por su teoría según la cual el género en los bebés era maleable; que era adquirido más que innato y que las intervenciones quirúrgicas podían determinar sin problemas la identidad de género a largo plazo.

Sin embargo, el caso más emblemático con el cual quiso demostrar su teoría fue un rotundo fracaso.

david-reimer

David Reimer

Se trata del paciente David Raimer; a cuyos padres se les recomendó realizar una cirugía para la asignación de sexo femenino luego de una circuncisión fallida. Corría entonces el año 1.967 cuando, con este caso, se cimentó la teoría como la práctica médica por defecto.

El caso resultó un auténtico desastre pues el paciente terminó suicidándose en el año 2004;  a consecuencia de los traumas generados por no haber crecido para identificarse como una mujer, sino como hombre.

Quizás te interese: Vivir en otro cuerpo

Los integrantes de ISNA pensaron que conocer estas historias sería suficiente para detener las intervenciones, pero no fue así.

Durante más de dos décadas de activismo, Bo Laurent escuchó decir a los médicos en reiteradas oportunidades que  “los padres de niños intersexuales a los que habían operado eran más felices que los padres de niños a los que les había salvado la vida”.

Ahora bien, aseguraba el activista que  nunca pudieron decir cómo se sentían los propios pacientes al respecto una vez que alcanzaron la edad adulta;  debido a que simplemente no lo sabían, porque habían perdido el contacto con ellos.

Bo ya no sigue en la lucha, pero hay una generación de relevo que sigue adelante con las actividades de ISNA; y está dispuesta a lograr detener las operaciones por defecto y que se respeten los derechos de los intersexuales

Y tú ¿estas de acuerdo con las operaciones por defecto a intersexuales?