Más allá de ser visto como una moda, los lentes de sol son una necesidad para proteger, los ojos. La oftalmóloga Noemí Lairet explicó en A Tu Salud La Revista, que el uso de los anteojos no solo debe ser un implemento en los días de sol sino también en los días de invierno.

Expresó que su uso constante nos ayuda a proteger los ojos de los rayos ultravioleta para evitar daños a nivel ocular, entre los que destacan: las cataratas, que es la opacidad a nivel del cristalino, o los problemas a nivel de la retina, lo que traería como consecuencia en muchos casos ceguera permanente, sobre todo, si ve directamente al sol.

Otra de las consecuencia que podría traer la radiación UV en la vista, son algunos tipos  de cánceres, tal como ocurre en la piel.

Foto Referencial

Lea también: ¿Deben utilizar lentes de sol los más pequeños de la casa?

Fíjese de las etiquetas

Manifestó que a la hora de comprar unos lentes de sol se debe observar bien lo que dice la etiqueta para saber cuánto puede proteger del sol, “debe decir que tiene una protección de UV del 100%”. Asimismo, es importante que los lentes protejan a nivel lateral, porque igualmente entra la radiación.

Lairet comentó que mucha cree que por usar lentes oscuros se protegen del sol. Sin embargo, más allá de ser una moda debe ser tomado como una necesidad para protegerse contra el envejecimiento y el cáncer de la piel a nivel de las estructuras externas e internas  del globo ocular.

Comenta y se parte de nuestra comunidad