La adolescencia es una etapa por la que todos debemos pasa. Esta viene acompañada de muchos cambios, tanto físicos como emocionales y empezamos a desarrollar la atracción y el interés por otras personas, dando pie a las primeras relaciones amorosas. Sin embargo, en muchos casos los adolescentes pueden caer en relaciones tóxicas que afecta su salud.

Jóvenes con relaciones tóxicas

Una relación tóxica se caracteriza básicamente por una mala comunicaciones y canalización de las emociones, dependencia y muchas veces violencia. Por lo general, son los adultos los que suelen caer en este tipo de relaciones, no obstante, en la actualidad los jóvenes y adolescentes son los que están manteniendo noviazgos tóxicos.

El psicólogo y especialista del Hospital de las Emociones Alberto Bárcenas, afirmó que “una relación tiene que llevar amor, cariño, afecto, cosas que los dos puedan disfrutar, pero cuando llegan los malos tratos, amenazas e incluso violencia física, emocional o económica, ya no es sano”.

Asimismo el experto atribuye este tipo de conductas a la falta de experiencia en las relaciones de los jóvenes y a lo que se aprende en el ambiente familiar.

Relaciones tóxicas

Foto Referencial

“A veces les pregunto, ¿qué es el amor? Y contestan: ‘pues querer a alguien, darle regalos y comprarle chocolates’”, mencionó Bárcenas. Y agrega que la falta de educación o de un estilo de crianza saludable, impulsan relaciones dependientes, destructivas o tóxicas.

Lea también: Las relaciones tormentosas elevan riesgo de sufrir problemas cardiovasculares

Señales de una relación tóxica

Para el especialista, hay situaciones que podrían advertir a los jóvenes que se encuentran en una relación tóxica, ellas son:

  • Dejar de hacer actividades cotidianas,
  • Bajar el rendimiento escolar o laboral
  • Alejarse de la familia
  • Autoestima bajo

“Si todo esto pasa y además la persona ya no se siente satisfecha, sufre amenazas, insultos, violencia o deja atrás sus metas personales por perseguir las de su pareja, son características que nos deben advertir que ya no es una relación sana”, comentó.

Relaciones tóxicas

Foto Referencial

¿Qué hago si estoy en una relación tóxica?

Bárcenas sugiere que hay que buscar ayuda profesional y sobre todo, externar las emociones con las personas de confianza.

“El compromiso no es tratar de mantener junta a la pareja, sino más bien mejorar la expresión hasta el cambio de hábitos de cada uno. No estamos diciendo que la persona esté mal, simplemente que algo en las emociones no ha madurado y no ha permitido lograr una relación más cordial, pero lo podemos mejorar”, concluyó.

Lea también: Parejas tóxicas: ¿Cómo salir del círculo vicioso?

Con información de: sumedico.com