Algunos millonarios de California (Estados Unidos) están sometiéndose a transfusiones de sangre… para mantenerse jóvenes. Pero no se trata de cualquier sangre, debe ser sangre joven.

Sobre estas polémicas transfusiones de sangre joven que están utilizando los ancianos californianos para frenar el envejecimiento, dice un reportaje de BBC Mundo que es Silicon Valley, el corazón tecnológico de Estados Unidos, el que está detrás de la idea.

El futurista método se asocia con multimillonarios como Peter Thiel, cofundador de PayPal, quien según BBC, gasta miles de dólares al año para recibir transfusiones de sangre de personas más jóvenes.

Lea también: ¡No le grites a tu hijo! Conoce lo que le ocurre a su cerebro cuando lo haces 

Original del siglo XIX

En el siglo XIX, un científico francés, Paul Bert, descubrió que la sangre tenía un efecto rejuvenecedor.

Bert, realizó pruebas en ratones para medir ese efecto rejuvenecedor de la sangre. Las macabras pruebas, que consistía en coser varias parejas de roedores para que compartieran su flujo sanguíneo, fueron alentadoras. Los ratones más viejos empezaron a mostrar señales de rejuvenecimiento: mejor memoria, más agilidad y una cicatrización más rápida.

Lea también: Las polémicas operaciones por defecto a intersexuales

Donar sangre

Foto referencial

Parabiosis

Años más tarde, investigadores de Harvard y Stanford aplicaron y perfeccionaron el trabajo de Bert. La técnica se ha dado a conocer como parabiosis y forma la base del trabajo de varias empresas emergentes en California que quieren replicar esos efectos rejuvenecedores en humanos.

Es el caso de Ambrosia, una start-up fundada en 2016 por un  médico graduado en la Universidad de Stanford (California). En esta empresa se investiga los efectos de la sangre joven en la lucha contra enfermedades vinculadas al envejecimiento.

Según dijo el médico fundador de Ambrosia, Jesse Karmazin, el tratamiento revierte el envejecimiento y funciona para una serie de males asociados con la vejez como enfermedades del corazón, diabetes o Alzheimer.

Según los datos de BBC, en el ensayo que menciona Karmazin participaron 150 personas con edades entre los 35 y los 80 años que pagaron US$8.000 cada una por el tratamiento.

Lea también: ¿Sabes si te están haciendo Gaslighting?

Levantando polémica

La técnica no está exenta de los comentarios en contra. Por ejemplo, Eric Verdin, del Instituto Buck de Investigación sobre el Envejecimiento, situado en Silicon Valley, dice que “va demasiado lejos experimentar con personas sanas y darles productos de plasma con la esperanza de que puedan vivir más”.

Su escepticismo va más allá, por lo que agrega: “Hay tantas cosas que desconocemos en cuanto a lo que tiene la gente en la sangre que yo no quisiera recibir la de otra persona, a no ser que fuera una situación de vida o muerte”.

Sin embargo, Verdin reconoce que “hay estudios y experimentos increíblemente importantes”. “Lo que se ha avanzado con ratones es muy bueno e incluso puedo aceptar que se extraiga plasma de personas jóvenes para dárselo a pacientes con Alzheimer severo, como hace Alkahest”, comentó para BBC.

En todo caso, como con cualquier avance médico, habrá que esperar a que pase el tiempo para ver los resultados finales.

Comenta y se parte de nuestra comunidad