La inteligencia sexual, se basa en la medición de la capacidad erótica de las personas, pues se considera que el principal órgano vinculado es el cerebro; es ahí precisamente donde se configura el placer y el deseo. Por consiguiente, la inteligencia sexual es algo a lo que todo el mundo puede aspirar razonablemente y trabajar para conseguir.

La dimensión erótica de cada persona está determinada por su cociente de inteligencia sexual que constituye una parcela de nuestra capacidad intelectual, tan importante como la inteligencia emocional.

curiosidades sexo

Foto Referencial

Ser sexualmente inteligentes y tener una vida sexual mejor no depende de la suerte, de la belleza o del sex appeal innato, sino de habilidades que las personas pueden adquirir, desarrollar y dominar con el tiempo.

 

Lea también: 5 curiosidades sobre salud sexual

Con Información: www.enfoquecentro.com