En el libro de Joss Guin Yoga en la vida cotidiana, se define a la concentración como energía mental, y se dice que esta puede contenerse del mismo modo como se contiene la luz. Señala que cuando se hace se convierte en un láser que puede abrirse paso a través de cualquier cosa, así como la fuerza de voluntad que, bien concentrada, puede mover cualquier obstáculo.

Sin embargo, la concentración es algo que la mayoría de las veces no logramos con eficiencia. Nos cuesta mucho enfocarnos, sobre todo porque estamos expuestos a mucha información, compromisos y responsabilidades. Esto hace que tengamos que hacer varias cosas al mismo tiempo, y terminamos siempre posponiendo o con tareas inconclusas.

Lea también: Fortalece tu espíritu y gana salud cambiando tus pensamientos

A pesar de los obstáculos diarios, existen algunas actividades que podemos incluir en nuestros hábitos para lograr concentrarnos y hacer todo lo que tenemos programado.

  1. Ten alimentos en tu escritorio: la glucosa ayuda a mantener la mente concentrada. Pero no abuses con esas meriendas de escritorio.
  2. Apaga el teléfono, la mayoría de las llamadas no son urgentes.
  3. Consigue una buena silla, la comodidad es importante.
  4. Toma tiempo para ti mismo, revisa tus avances y descansa.
  5. Apaga todo, aíslate del mundo mientras haces tu tarea.
  6. Mantén limpio tu escritorio.
  7. La música clásica o el silencio ayudan a mejorar la concentración.
  8. Haz una lista de pendientes; eso sí, que sea corta.
  9. Prémiate: la motivación es clave para seguir concentrándote.
  10. Ten una mascota cerca, ellos ayudan a la concentración.
  11. Cuando tengas una idea, hazla de inmediato.

Lo importante es mantener un ambiente libre de estímulos innecesarios, estar motivado y tomarse el tiempo para descansar. Si ponemos en práctica actividades como las que se indican arriba, obtendremos satisfacción y una mejora en nuestras expresiones y emociones.

Concentrarnos y terminar cada objetivo planteado diariamente nos ayudará a llevar una vida más relajada y libre de presiones.

Otras herramientas que puedes usar para mejorar tu concentración son: meditar, jugar ajedrez o resolver sudokus que te ayudarán a enfocarte. También puedes aprovechar el uso de las app, busca una que te permita organizar tu agenda y tus tareas. Aprovecha estas recomendaciones para que rindas tu tiempo al máximo, y puedas vivir tranquilo y en total plenitud.

Inspirulina-