La organización Mundial de la Salud (OMS), actualizó una vez más el listado de enfermedades infecciones que representan una gran amenaza para la salud global por su gran potencial epidémico, y en esta oportunidad incluyó una “enfemedad X” con la que intentará sensibilizar a todos los países miembros sobre la necesidad e importancia de estar preparados ante una posible emergencia causada por un patógeno, que aún se desconoce.

El objetivo de este listado, es definir las prioridades de los planes de I+D en materia de salud pública, indicando cuáles son los patógenos más peligrosos con los que hay que estar más prevenidos o aquellos sobre los que todavía no hay medidas extremas para combatirlos.

enfermedades neurodegenerativas

Foto Referencial

Lea también: Depresión laboral afecta la salud mental según la OMS

Se necesitan nuevas vacunas

En este sentido, la segunda revisión que se realiza anualmente de dicho listado, la OMS señaló que hay que acelerar la investigación para nuevas vacunas o medicamentos para la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, el virus del Ébola, la enfermedad del virus de Marburgo, la fiebre de Lassa, el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV), el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), el Nipah y las enfermedades henipavirales, la fiebre del Valle del Rift y el virus del Zika.

Asimismo incluyó en el nuevo listado una “enfermedad X” que, según este organismo de salud, representaría una posible existencia de una grave epidemia internacional que podría ser provocada por un patógeno desconocido y que puede afectar  a la salud humana. “Una epidemia devastadora puede comenzar en cualquier país y en cualquier momento, y matar a millones de personas, porque no estamos preparados, porque aún somos vulnerables”, expresó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Enfermedades

Foto Referencial

En el proceso de elaboración de este nuevo listado evaluaron la inclusión de otras enfermedades como las fiebres hemorrágicas por arenavirus distintas a la fiebre de Lassa, el chikungunya, los enterovirus emergentes que no son la polio o la fiebre severa con síndrome de trombocitopenia (SFTS).

Más investigaciones

Sin embargo,  estas enfermedades plantean riesgos importantes para la salud pública y se necesita más investigación, tanto para su vigilancia como su diagnóstico,  por lo que decidieron posponer su inclusión hasta la próxima revisión. De igual manera, también se discutió la inclusión de la viruela símica y la leptospirosis y se acordó realizar una evaluación rápida de las medidas disponibles para mejorar la vigilancia de ambas patologías y acelerar la investigación.

La OMS dejó igualmente fuera otros patógenos como el dengue, la fiebre amarilla, el VIH, la tuberculosis, la malaria, la gripe, la viruela, el cólera, la leishmaniasis, el virus del Nilo Occidental y la peste. Todas ellas continúan planteando importantes problemas de salud pública y se necesita más investigación, pero ya hay más iniciativas en marcha para mejorar su abordaje. No obstante, los autores han incidido en mejorar el diagnóstico y desarrollar vacunas para la peste y en tener tratamientos más efectivos frente a la leishmaniasis.

Foto Referencial

Lea también: Enfermedades erradicadas que vuelven a surgir

Con Información de: www.20minutos.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad