La eyaculación dolorosa puede ser un problema urológico de frecuente presentación y que por lo general causa una importante alarma en el hombre que la padece. Puede ser un problema en sí mismo o asociarse a otra condición conocida como ESPERMATURIA, que es la presencia de sangre en el semen.

La eyaculación dolorosa se caracteriza por la aparición de un dolor en el área genital irradiado hacia la parte interna de la pelvis el cual puede aparecer antes, durante o inmediatamente después de tener relaciones sexuales.

Este dolor puede durar unos pocos minutos, algunas horas o inclusive en ciertos casos hasta 24 horas después de la relación sexual.

Puede venir acompañado de emisión de esperma con sangre (Espermaturia) en cuyo caso aumentar la alarma en el hombre y su pareja.

Lea también: Las claves del orgasmo femenino. Parte 1: zona CUVGA

Entre las causas más frecuentes se encuentran los procesos infecciosos inflamatorios de la vía urogenital tales como la prostatitis, las infecciones de la vía espermática, la cistitis, condiciones neuropáticas periféricas como es en el caso de los pacientes diabéticos, neuropatía postoperatoria o postraumática; el consumo de algunos medicamentos como ciertos antidepresivos; inclusive en algunos trastornos de origen psicosomático como la depresión y la ansiedad.

eyaculación prematura

Foto referencial

La gran mayoría de las causas son benignas, pero hay que estar alerta por que podría ser también la expresión de un proceso tumoral. Esto es trabajo del especialista Urólogo, por lo que siempre hay que consultar.

Es importante acudir al urólogo a una evaluación clínica si llegas a presentar dolor después de la eyaculación, a fin de determinar la causa y poder tratar el origen del problema.

Curiosamente en algunos hombres puede ocurrir que el dolor solamente se presenta después de las relaciones sexuales con la pareja y no después de la masturbación; generalmente en estos casos es más frecuente el componente psicosomático como por ejemplo la ansiedad derivada de trastornos matrimoniales. En esto casos es una expresión psicosomática del conflicto emocional.

Lea también: Curiosidades del semen que te van a sorprender. Parte 1

Toda eyaculación debe ser asintomática, el semen tiene un color gris opalescente, ligeramente amarillento en ocasiones, pero nunca debe contener residuos de sangre, ni tampoco debe existir dolor antes, durante o después de la eyaculación; de suceder, es necesario que acudas a tu especialista de confianza para una evaluación a la brevedad, con frecuencia la resolución en rápida y efectiva, sin complicaciones y por una causa benigna, pero no debes confiarte. Siempre consulta al urólogo.

 

Dr. Fernando J Serrano R-01

Comenta y se parte de nuestra comunidad