El Instituto Nacional de la Seguridad Social en Vizcaya, España, recientemente emitió una resolución en la que reconoce el síndrome del túnel carpiano como enfermedades profesionales. Pero ¿qué es una enfermedad profesional?

Según varios datos recogidos y publicados en el BOE, la enfermedad profesional, también conocida como accidentes o enfermedades laborales son aquella que han sido “contraídas a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena o propia en las actividades que se especifiquen en el cuadro que se apruebe por las disposiciones de aplicación y desarrollo de esta ley”.

Dicho cuadro, extenso y específico se especifican las enfermedades laborales en seis grupos:

  • Agentes químicos,
  • Físicos o biológicos,
  • Inhalación de sustancias
  • Agentes no comprendidas en otros apartados;
  • Enfermedades en la piel causadas por sustancias y agentes no comprendidos en alguno de los otros apartados y
  • Agentes carcinogénicos.

Foto Referencial

Lea también: Cuidado con el Trastorno Músculoesquelético en el trabajo

Por su parte, en un segundo anexo se especifican a los mismos seis grupos en una lista complementaria de enfermedades cuyo origen profesional se sospecha y cuya inclusión podría contemplarse en un futuro.

Los médicos aseguran que “los niveles de declaración en los seis grupos del listado de enfermedades profesionales están muy desequilibrados, con un gran porcentaje de declaración dentro del grupo 2 por agentes físicos, seguido por el grupo 5 de enfermedades de la piel, y luego unos porcentajes de declaración del resto de grupos muy por debajo de lo que los distintos especialistas piensan que existe realmente”.

Acudir al médico de cabecera

Cuando un trabajador tenga un problema de salud que crea que se deba a su ocupación, y que no tiene que implicar necesariamente una baja, puede dirigirse a su médico de cabecera. Sin embargo, la última decisión  la tiene el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Y, como informan desde la web de CC OO, el trabajador siempre puede acceder directamente al INSS solicitando un pronunciamiento y la mutua “en ningún caso” puede paralizar el procedimiento de declaración.

Lea también: Decálogo para controlar el estrés laboral

Con información de: www.20minutos.es

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad