¿Qué sería de nosotros sin nuestros recuerdos? Las vivencias, situaciones y circunstancia son aspectos fundamentales en la vida de un ser humano.

Cuando la memoria a corto plazo de mamá se comenzó a desmoronar, inició el tic tac de los recuerdos.

Desde preguntar ¿qué comiste hoy?; ¿qué día es? o la dirección de la casa, fue una de las cosas que comenzamos a reiterar, por el momento la memoria a largo plazo no había sido afectada. Esta es una de las partes del cerebro donde la demencia tarda en llegar -eso depende de cada organismo-. Pasó un largo tiempo para que me llamara hermana -algo que aún no asimilo- hasta decir que mi padre es mi tío, y afirmar que no tuvo hijos.

Lea también: Amar en realidades paralelas

Comenzamos a sumergirnos en los recuerdos más profundos, desde su casamiento, nombre de sobrinos lejanos, tías (hermanas de mamá) y cuñados; la importancia de saber qué día de la semana era, pasó a un segundo plano. Pasar por su antiguo trabajo y donde conoció a mi padre, hasta su postre favorito y cómo prepararlo.

Es cuando entendía que los recuerdos, esos más hermosos guardados en la memoria son los que tenemos que mantener concientes en el presente. El apoyo visual es fundamental, sin muchos elementos distractores que permitan recordar.

BITACORA RECUERDOS D UN PRESENTE

Regresar a mis memorias y pensar que todo es un plan divino de Dios

Como me lo ha reiterado la neuropsicología, debemos proteger y mantener todas las facultades que conserva, y fortalecer las que están debilitadas. No dejar escapar los recuerdos que se almacenan bien en el cerebro porque se están desprendiendo.

Flash Back

A veces me pregunto si mi mamá planeó todo esto con Dios. Dicen que antes de venir a la tierra nosotros planeamos todo allá arriba con Dios y aquí en la tierra se nos olvida todito, sino que fácil sería. (Palabras de la Periodista Elisabeth Baralt, autora del libro: Amar más allá de la vida)

¿Y si hiciste todo esto por nosotros? Decidiste sacrificarte y olvidar para descubrir con nosotros el verdadero significado de la vida; de volver a ser una familia de esas de cuento, amorosas, felices, locas; unidas.

Es una de las tantas preguntas que me hago. A veces pienso que todas estas palabras repercuten en nuestra realidad. A veces, solo a veces  pienso que esto es solo un cruel sueño; una realidad inventada, un multiverso de lo que pudiera ser o pudo ser al enfermarte.

Lea también: 5 películas alternativas sobre la degeneración cognitiva

Pienso, en otra realidad en la que despierto con un beso tuyo, diciéndome: -“buenos días Stefanita bella”-, y te veo toda rellenita y hermosa con tu carita risueña de ojos soñadores, llenos de vida como ahora, pero no acabadita, ni con esa delgadez que me aterra y me penetra en las venas cada vez que veo tu foto en la mesa pequeña de la sala donde estás en las piernas de papá tan feliz y sana, sin ningún signo aparente de olvidos.

Doy un paso atrás para poder caminar al presente, tener el valor de pensar que todo estará bien y no ser tan cobarde y abandonar, arremetiendo contra mi propia vida, un miedo insaciable, que aparentemente me consume sin darme cuanta, donde no hay un sentido coherente, ni mucho menos un camino de paz.

 

BITACORA RECUERDOS D UN PRESENTE

Las segundas oportunidades existen, hasta en los momentos más devastadores en la vida, incluyendo a la muerte, ¿y si Dios me otorgó una segunda oportunidad para reformular mi camino?

 

Una segunda oportunidad

Podemos generar una segunda oportunidad para activar los recuerdos a través de juegos, con diversas actividades que incluyan ejercicios para que la mente se mantenga activa y no se acostumbre  a dormirse.

EASTON, Pennsylvania, EE.UU. (AP) – Asilos y hogares con servicios de asistencia utilizan cada vez más la vista, los sonidos y otras pistas sensoriales para estimular la memoria de pacientes con Alzheimer y otras formas de demencia.

Forma parte de un cambio de tendencia más amplio hacia unidades de memoria especializadas que se ocupan de este gran y creciente segmento de la población,

En el este de Pennsylvania, el Easton Home ha instalado una cocina y una sala de estar que recuerdan a la década de 1930, 40 y 50. Jennifer Woolley, la coordinadora de las actividades en comunidad del centro, emplea estas salas en terapias. Dice que ayudan a los residentes a sentirse en casa y a hablar de su juventud.

Lea también: ¿Miedo o valentía?

Chris Boyce apunta que la desfasada decoración le ha ayudado a iniciar conversaciones con su abuela de 90 años. Expertos dicen que las pistas sensoriales pueden activar recuerdos de pacientes con demencia.

Desde crear un árbol genealógico en la pared con fotos actuales con toda la familia (aún en elaboración) y con el nombre de cada uno, preguntarte todos los días cuales son los nombres de sus hermanas, hijas, esposo; recorrer el álbum familiar con el día de su boda; trabajar en todos los recuerdos almacenados en la memoria a largo plazo y que se quedan allí.

Sacar el Cuatro (instrumento musical típico en Venezuela) y tocar sus canciones favoritas, bailar el “Quimbara, quimbara quma quimbambá, Quimbara quimbara quma quimbambá” de Celia Cruz (-de seguro la debes estar cantando en la mente-), hasta bordar en tela con aguja e hilo.

Y cuando leo todo esto, pienso, ¡cuántas cosas he hecho con mamá! -¡y las que nos faltan!-, inimaginable para mí, haber realizado tantas cosas con ella antes de la enfermedad. A lo  mejor, mi vida fuera diferente, probablemente estuviera en otro país.

Bitácora de una cuidadora no existiría, no me estuvieras leyendo, y mi vida siguiera su rumbo como una adulta joven normal, igual que el resto, y mi nivel de conciencia y espíritu aún estuvieran en construcción como en este momento, pero, sin tanta humanidad, humildad y elevación espiritual.

Lea también: Las emociones y las energías

¿Qué serías sin tus cicatrices? Pasa el tiempo y los recuerdos se van alejando, solo quedan las cicatrices de un ayer nostálgico, de un presente claro para recordar, donde las palabras suman pensamientos para bien o para mal. De mí depende la felicidad y esa alegría donde envuelvo mi mundo para hacer el de mamá un lugar feliz.

La tierra de los olvidos es una realidad paralela donde solo podemos entrar con amor y paciencia, y no están en una pastilla, sino en el corazón.

Hasta la próxima Bitácora de Una Cuidadora, con más experiencias y herramientas que te apoyarán en la tarea de cuidar a tu ser amado. Recuerda visitarnos en nuestro canal YouTube Bitácora de Una Cuidadora,  para obtener más información.

Artículos de interés

Vita, sonidos para activar para actividad recuerdos de pacientes con demencia-  http://www.chicagotribune.com/hoy/ct-hoy-8501749-vista-sonido-para-activar-recuerdos-de-pacientes-dementes-story.html

Stefany Colina Bitacora de una cuidadora

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad