Si algo tienen en común las personas altamente productivas es  el entusiasmo y la pasión por lo que hacen y por la vida en sí misma.

Sin embargo, existe una serie de características que siempre saltan a la vista  y que hacen que estas personas sean diferentes a otras, se destaquen y lleguen a ser, incluso, más exitosas.

Todos podemos ser superproductivos si nos lo proponemos, es cuestión de actitud y convicción.

Claves primordiales para alcanzar nuestros objetivos

Aunque te suene trillado, es cuestión de buenos hábitos también. Para ser productivo debemos evitar la negatividad y más bien cultivar ideas y pensamientos siempre positivos; la actitud positiva abre más puertas que la negativa.

El optimismo es una cualidad que puede muy bien cultivarse diariamente,  organizando nuestro tiempo, estableciendo objetivos realistas y alcanzables, levantándote temprano, ejercitando tu cuerpo y tu mente, comiendo de manera saludable, descansando, leyendo y durmiendo bien.

Con un estilo de vida saludable y buenos hábitos comenzarás a notar cómo rinde el día, cómo vas alcanzando tus metas y resolviendo inconvenientes  con ideas nuevas y renovadas.

¿Te consideras una persona productiva?

Echa un vistazo a las siguientes características, y descubre si eres o no de los que aprovecha el día al máximo y, además, disfruta de lo que hace con cariño y entusiasmo.

Las personas altamente productivas son fáciles de distinguir si cumplen con estas premisas.

  1. Le dice no a la procrastinación.
  2. Sabe lo que tiene que hacer mañana antes de dejar la oficina.
  3. Resuelve primero las tareas más pesadas.
  4. Se apega a un horario durante las reuniones.
  5. Sabe decir que no.
  6. Designa horas para revisar el correo.
  7. No es multitareas.
  8. Se desconecta del trabajo para dedicar tiempo a sí mismo.
  9. Utiliza las herramientas que tiene disponibles para optimizar sus tiempos.

Estamos seguros de que estás entre los más productivos, sin embargo, cada día tenemos la oportunidad de ser mejores en lo que hacemos; ese es el valor de nuestra vida.

Aprovechar cada espacio que tenemos para dar lo mejor de cada uno de nosotros debe ser la premisa para iniciar el día con entusiasmo. Ya con eso comenzamos el camino de la productividad, el liderazgo  y la eficiencia, y dejamos espacio para el disfrute y el crecimiento personal.

Inspirulina-