Por lo general, las etiquetas de los alimentos contienen información sobre cuáles son los datos nutricionales. Esto muchas veces nos da una idea “clara” de la cantidad de calorías que tiene cada uno.

El nutricionista Guillermo Rodríguez comentó que es muy importante que sepamos determinadas cosas antes de adquirir un producto. Es decir, si queremos saber que tan saludable es un alimento lo recomendables es leer el etiquetado, sin embargo, no siempre entendemos, por lo que indicó que si hay más de tres componentes que se desconocen y hasta nos cuesta pronunciarlo, lo mejor es dejarlo y buscar uno que si entendamos, o en su defecto, consultarlo con un experto antes de comprarlo.

Aseguró que cuando de alimentos procesados se habla poco se sabe de ellos, y lo más saludable siempre va ser preferir alimentos naturales, ya que las probabilidades  de equivocarnos o que nos hagan daño, son contadas.

Foto Referencial

Lea también: ¿Qué tan buenos son los productos ligeros?

Cómo leer el etiquetado

  • Verifica primero el tamaño de la porción. Toda la información en la etiqueta se basa en el tamaño de ésta. Muchos paquetes contienen más de una porción.
  • La información calórica indica el número de calorías en 1 porción. Ajusta el número de calorías si comes porciones más pequeñas o más grandes. Este número te ayudará a determinar cómo los alimentos afectan el peso.
  • El total de carbohidratos por lo general se encuentra en letra negrilla para que se destaque y se mide en gramos (g).
  • Si eres diabética usa el número de carbohidratos totales.
  • La fibra vegetal aparece justo debajo de los carbohidratos totales.
  • Las grasas trans se encuentran principalmente en refrigerios y postres. Muchos restaurantes de comida rápida utilizan estas grasas para freír.

Con Información de: medlineplus.gov

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad