Los riñones son órganos pequeños que tienen forma de grano de caraota. Están encargados de hacer homeostasia en nuestro organismo, manteniendo limpia la sangre a través de la producción de orina. A través de ella se eliminan los productos de desecho y se conservan los productos nutritivos.

El consumo de agua es vital para que el riñón trabaje eficazmente y se forme la orina. Sin embargo, tomar demasiada agua también hace daño. Si se consumen más de 4 litros de agua al día, el riñón trabajará de manera forzada y se producirá una poliuria (orinar en exceso).

Lo recomendable es tomar entre 1 litro y medio y 3 litros de agua al día. Las personas que hacen deporte deben consumir más agua, ya que constantemente están sudando. También hay que cuidar el consumo de la sal, sin excesos.

Riñones

Todas las personas deben realizarse  una vez al año un examen de urea y creatinina, ya que son los marcadores de la función renal; además de un examen de orina, en el que se demuestre si el paciente ha perdido proteínas. Aquellos que son diabéticos deben ir al nefrólogo mínimo 2 veces al año.

Un indicador de que sucede una anomalía en el funcionamiento del riñón es que, al observar la orina, en ella haya presencia de espuma. En ese caso, es recomendable asistir a un nefrólogo.

Fuente: Luis Hernández, nefrólogo . Edluol@Yahoo.es. Teléfono: (0212) 265.86.31. Twitter: @LUISedluol

También puedes consultar:

¿Sabes cuál es la diferencia entre síndrome nefrítico y nefrótico?

El trasplante renal requiere terapia inmunosupresora

Obesidad: condición que la madre transmite a su hijo

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad